Corazones de acero

Corazones de acero
Género :
Acteur : , , ,
Metteur en scène :

Pese a lo mucho que ha sido llevada a la gran pantalla hay un buen número de temas de la Segunda Guerra Mundial (¡Cuánto le debe el cine a unos supervillanos como los nazis!) que no han sido demasiado tratados:  la campaña aérea en el Este, la lucha en la india o las batallas de tanques. Corazones de acero cubre esta carencia con un entretenido film de los enfrentamientos de tanques en el frente occidental, un escenario bastante dramático ya que la inferioridad de los Shermans americanos era tal que los estrategas contaban con que para abatir un Tiger eran necesarios 5 Shermans de los cuales sobreviviría uno. Esta doctrina se ve en uno de los combates más tensos de la película, que se centra en los movimientos de un pelotón de estos tanques. Me temo que un largometraje a lo batalla de Kursk, con miles de tanques, tendrá que esperar aún.

Esto no es la Guerra Mundial, es Mad Max

Esto no es la Guerra Mundial, es Mad Max

Los momentos muerte y destrucción son lo mejor de la película

Por desgracia parece que no basta con hacer una película de aventuras entretenida y más de un director intenta dejar huella lanzando algún profundo mensaje, qué mala es la humanidad, lo horrible de la guerra… esas cosas que el espectador no sabe y no le han contado casi nunca. De este modo Corazones de acero nos muestra unos veteranos muy duros que ignoran a sus oficiales y van al combate cuando les apetece y no cuando se lo ordenan, matan prisioneros por la espalda, violan, saquean y se ríen de los heridos. Entre estos veteranos duros se lleva la palma la tripulación del Fury, el tanque liderado por Brad Pitt y formado por unos tipos más que duros, sacados directamente de La Naranja Mecánica a excepción de John Bernthal, más bien sacado de The Walking Dead después de transformarse en zombie. La intención es loable y David Ayer consigue crear una atmósfera que más que una película bélica Corazones de acero parece una película postapocalíptica, pero después de más de 100 años de cine se espera que la forma de transmitir el mensaje sea menos exagerada y más verosímil y coherente.

Aquí Alex, aquí un zombie

Aquí Alex, aquí un zombie

Pretende ser cruda y se queda en exagerada

Aunque Corazones de acero pretende ser un retrato real comete ciertos errores (y graves) de documentación: los tanques no disparaban en movimiento en la Guerra Mundial y no se batían a menos de 10 metros, sino a varios cientos. La batalla final con el asalto a un tanque inmovilizado más incompetente de la historia (aunque lo efectúa una tropa de élite) es indefendible. Sobra la tripulación del Fury, cuesta creer que unos tipos por recios y duros que sean dejen los restos descuartizados de un compañero dentro del tanque para que los limpie el becario mientras se van de borrachera y luego se refieran al difunto como su compañero del alma y “el mejor artillero del ejército”. Y si estos son los personajes que nos quiere mostrar la película entonces no es coherente que durante el combate final paren de luchar y se pongan a lloriquear cuando abaten al compañero psicópata y maltratador.

En resumen, como espectáculo Corazones de acero es una película bastante entretenida en la parte bélica y un tanto insufrible cuando muestra el comportamiento de los personajes, pero no especialmente realista en ninguna de estas dos facetas, por mucho que el propio Brad Pitt declare que han intentado crear una película cruda y realista.

Acércate un poquito más y me lo dices al oído

 

 

 

Óscar Cuevas

 

Sin opiniones

Escribe un comentario

No comment posted yet.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑