El cumpleaños de Rafa

librosVolando
Género :
Autor :

– ¡Qué vacía está la carretera hoy! ¿No? – dijo Rafa.
– Cierto – contesté.
Lo que aún no sabíamos es que hoy, a parte de ser el cumpleaños de Rafa, se había acabado el mundo… o casi.

Aquel [en principio] fue un día normal. Rafa y yo trabajamos en la misma empresa, Synth Space communications, somos programadores web. Este jueves era como cualquier otro: poco trabajar y mucho estar en la cafetería. Como siempre, diez minutos antes de las cinco, nos escapamos de la oficina [para no pillar atasco.] Pero hoy había algo raro, aunque tardamos un tiempo en descubrirlo.

Bajamos al parking y nos montamos en el BMW de Rafa. Es un coche cómodo, confortable, elegante. Como a diario, Rafa encendió el GPS [aunque se sabía el camino al dedillo] y salimos. Fue al llegar a la \”rotonda del atasco\” [bautizada así por lo obvio] cuando nos dimos cuenta que aquel día estaba mal. Y es que hoy… no había ni un solo coche.

– ¡Qué vacía está la carretera hoy! ¿No? – dijo Rafa.
– Cierto – contesté.

Avanzamos unos kilometros sin decir palabra. Escrutamos atentamente cada lugar que estaba dentro del alcance de nuestros ojos. Y los únicos seres vivos que parecían quedar sobre la Tierra eramos Rafa, yo, y la voz de Prince que salía del equipo de música del coche.

– Esto es imposible ¿Dónde está todo el mundo? – preguntó Rafa.
– Ni idea – dije. Lo cierto es que aquella situación era bien incómoda. Muchas veces había imaginado algo parecido, el fin del mundo. Pero me imaginaba que quedaría con mi novia, no con Rafa. \”¡A ver como repoblamos el mundo!\” pensé.

Rafa condujo hasta el centro de la ciudad. Calles desiertas… nada, ni un ser vivo. Ni personas, ni animales. Parecía que no había ni viento. La ciudad estaba como siempre, cada cosa en su lugar, pero sin un alma, por lo tanto [deduje] que no había sido una bomba ni nada así. No había nada roto [como cabría esperar del impacto de una bomba o un meteorito, o de una revuelta creada a partir de una evacuación de urgencia de la ciudad -como en las pelis de cataclismos, que a mi me gustan mucho.-] Simplemente parecía que todo el mundo se hubiese evaporado sin más.

Por tres días estuvimos vagando, sin encontrarnos a nadie. En aquel aquel mes de abril, poco a poco, un odio mutuo empezó a morar en nuestros corazones. La tensión se podía respirar.

– O nos damos de ostias, o te vienes a mi casa a echar una partida a la Play – propuso Rafa.
– Tienes razón, primero unas partidas, y luego, si eso, nos matamos a palos.

Llegamos a casa de Rafa. Abrió la puerta, todo estaba oscuro. Al pulsar el interruptor y encender la luz…

– ¡¡¡SORPRESA!!! Rafael, hijo, ¿dónde te habías metido? Llevamos 3 días esperando a que vengas para celebrar tu cumpleaños. ¿No ves que está aquí todo el mundo?

Efectivamente, allí estaba todo el mundo, esperando para celebrar el cumple de Rafa.

Interplanetaria

Sin opiniones

Escribe un comentario

No comment posted yet.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑