El monte Orégano

Género :
Autor :

Una y otra vez oímos decir –al menos los que estamos en el mundillo- que la ciencia-ficción vive en estos momentos un boom en España. Es una afirmación que, a fuerza de repetida, se ha convertido en un tópico que casi nadie discute. Pero a mí me gustaría que alguien me explicase dónde está tal boom. Las ventas de cf siguen siendo las mismas de siempre y un boom es una explosión de ventas que hace multiplicarse las tiradas y atrae a público hasta entonces ajeno. Cosa que no ha ocurrido en nuestro país con la cf.

Lo que sí ha ocurrido es que la oferta se ha multiplicado últimamente. Lejos está ya esa época en la que sólo Minotauro y Nova mantenían colecciones especializadas. Si ahora uno se acerca a las grandes librerías, encuentra libros de ciencia-ficción publicados por dos docenas de editoriales distintas. Pero el número de lectores es más o menos el mismo y los males endémicos del género siguen presentes. Males que son muchos: desde una mala distribución –que arruina no pocas iniciativas a pequeña escala pero valiosas- hasta una selección muy irregular de títulos, que ahuyenta a lectores, hastiados de la baja calidad de ciertos libros. Pero los peores males son las deficientes ediciones y los precios abusivos a los que se lanzan algunas editoriales.

Sigue habiendo libros mal traducidos, peor corregidos, con acabados que son, más que ediciones en rústica, rusticas ediciones. Y hay libros que salen a precios desorbitados. Incluso, no es difícil que una cosa y otra –pésimas ediciones y precios astronómicos- se den a la vez. Los aficionados a la ciencia-ficción estamos curtidos, demasiado, por desgracia. Pero si llevan a un lector que no sea de este género a los estantes y les muestran una de tales “joyas”, verán como se les erizan los cabellos, cómo miran y remiran libro y precio, temiendo haber visto mal, y cómo por último, dejan el volumen en su lugar, antes de irse en busca de libros que sean o más baratos o caro pero en edición acorde. Es lógico.

Es el viejo truco de confiar en el fandom: contar con que hay trescientos o cuatrocientos cándidos que compran lo que sea y al precio que sea, si lleva la etiqueta de cf. Son esas ediciones infames y esos precios abusivos los que crean una barrera importante –aunque no es ni mucho menos la única- para la incorporación de nuevos lectores al género.

En tal sentido, la diversificación de la oferta es un don del cielo, que ayuda a secar ese pozo negro. Hoy en día hay en el mercado ediciones dignas a precios asequibles, y otras de más lujo y en consonancia más caras. Es de esperar que entre unas y otras vayan acabando con las que menos competitivas en precio y/o acabado. Y, una vez conseguido eso, tampoco es tan descabellado pensar que los lectores lo tendrán un poco más fácil para acercarse a la ciencia-ficción.

Interplanetaria

Sin opiniones

Escribe un comentario

No comment posted yet.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑