El viajero que se quedó

A menudo la primera impresión no es la que vale; de hecho a Gerald Brenan España, “a primer vistazo”, le decepcionó. Venía dispuesto a quedarse, casi como R.L. Stevenson lo hizo en la Polinesia…, por necesidad –anímica y económica en este caso-: precios baratos y un lugar lo más distinto posible a su sofisticada, agobiante y húmeda Inglaterra.

Hablar de Brenan es un excelente inicio para este espacio en el que me gustaría escribir de viajes y viajeros, y de los buenos libros que éstos nos proporcionan cuando se deciden a narrar lo que han visto. Un buen viajero que al mismo tiempo sea buen escritor consigue situar a sus lectores en el espacio y el tiempo al que él tuvo acceso y, a un tiempo, iluminar una realidad con la luz de una mentalidad distinta a la de los individuos que la habitan. Reconozco que escribir en una sección sobre libros de viajes, sobre un viajero tan atípico como Gerald Brenan, es algo que precisa de unos permisos que he tenido que empezar por otorgarme. En mi disculpa diré que pocos como él reúne esas cualidades de buen escritor y excelente observador que precisa un buen libro de viajes.

Brenan llega a la Alpujarra (la España más profunda que uno pueda imaginarse) en 1920. Se instala en Yegen -uno de sus pueblos más característicos- e inicia un nuevo periodo de su vida, que acabará llenándola toda. Durante esos primeros años se dedica a viajar, aprender español y sobre todo a leer. A través de sus caminatas, excursiones y lecturas, irá recopilando el material base de sus futuras obras: El laberinto español, Al sur de Granada, Pensamientos en una estación seca, San Juan de la Cruz, etc.

En realidad su único libro de viajes lo escribió hacia 1950. Es La Faz de España: el resultado de sus recorridos por el centro y sur de la Península. En él recoge tanto lo que ve como lo que le cuentan. Suma en él observaciones personales con la opinión y tradiciones de nuestra generación de inmediata posguerra. Y por cierto, Brenan fue uno de los primeros recopiladores de testimonios sobre un tema tan tabú en aquellos días como fue la Guerra Civil.

Yegen fue su paraíso terrenal. De entonces son sus primeras y mejores descripciones y siempre recordará aquella vida y aquel paisaje, como el lugar que más amó. A ellos consagra, quizá, su mejor libro: Al sur de Granada, por donde desfilan amigos, vecinos, amores, su hija Miranda -fruto de su relación con una joven del pueblo-, y que con su mujer la poetisa norteamericana Gamel Wooseley, pensaba adoptar.

Brenan, entre la antropología, el análisis socio-político y la crónica de costumbres, es una lectura apasionante. La película a punto de estrenar que le tiene como protagonista -temores aparte- me tiene esperando impaciente la reconstrucción de una anecdota real… ¿Se lo imaginan? Lo más clasista y elegante de la cultura del momento –Virginia Woolf, Lytton Strachey, Dora Carrington… medio grupo Bloomsbury– visitando a su amigo Brenan en un atrasado pueblito alpujarreño.¡Para no perdérselo!.

Interplanetaria

24 Opiniones

Escribe un comentario

  • Avatar
    Starhawk
    on

    Bueno, me temo que mi opinión sobre Brenan es diferente. Creo que se subió al carro de una abudantisima literarura de viajeros ingleses y franceses en nuestro territorio y que precisamente no fué el más fino de ellos. Muchas de sus afirmaciones no son precisamente exactas, y de hecho ha sido comprobado por algunos historiadores, que buena parte de ellas habían sido tomadas de viajeros que le precedieron en el tiempo como Ford y otros.

    Hay unas cuantas publicaciones sobre el tema, que no valoran mucho la obra de Brenan en comparación a la de otros precedentes anteriores, menos populares y publicitados, pero quizás con un estudio mucho más profundo de la realidad española. En este sentido es muy interesante la obra de Chapman y Buck, dos viajeros ingleses en España en el cambio de siglo, amigos personales de Alfonso XIII y que recorrieron toda la geografía española haciendo estudios sobre la naturaleza y también sobre las costumbres y problemas de nuestro país, incluyendo temas tan atractivos como el bandolerismo, el caciquismo y el toreo, libros además magníficamente ilustrados por ellos mismos a plumilla y con fotos tan interesantes y curiosas como las de unos camellos que vivieron en el Coto de Doñana en estado salvaje trás haber sido traídos del desierto del Sáhara.

    Quizás la imagen que presente de España y en especial de Andalucía sea algo "prejuiciosa", pero sin duda han sido de los máximos admiradores que nuestro país ha tenido en el extranjero.

  • Avatar
    soberano
    on

    Magnífico mensaje tío, lástima que no se pueda votar en los foros, que si no te ponía 5 estrellas.

    ¿No has pensado en redactar una columna y mandarla a los gestores de la web? Con ese nivel no me cabe duda de que te la publicarían.

    Mi más sincera enhorabuena, espero ver más comentarios tuyos en estos foros.

  • Avatar
    Starhawk
    on

    Gracias por tu comentario, pero el mío no tiene mucho mérito ya que yo hice la traducción del segundo de esos libros y el tema de la imagen romántica de España fue el tema de un curso de doctorado al que asistí y que por cierto fue interesantísimo, cosa rara, teniendo en cuenta como andan algunos programas de doctorado!!!.

    Una de las conclusiones más claras de ese curso fue precisamente que la imagen de perezosos, inútiles, bullangueros, etc, que tenemos en el extranjero fue inventada por estos viajeros e incluso se presentaban, creo recordar, algunas afirmaciones de Brenan en este sentido. La verdad es que el tema es apasionante, sobre todo, porque todos damos por sobreentendido que esa fama la hemos adquirido un poco por nuestra cuenta y más bien lo contrario.

  • Avatar
    Gawain
    on

    Pero esa fama ¿es cierta? ¿O tan sólo es fama? ¿Qué crees tú?

  • Avatar
    Starhawk
    on

    ¿Qué creo yo?

    En este país hay mucho admirador de lo extranjero y mucho envolecedor de lo propio… Larra tenía una palabra para eso que me encanta pero que no me sale ahora, a ver si dentro de un rato me acuerdo y lo pongo aquí. De hecho uno de sus artículos más populares precisamente denunciaba eso.

    Yo creo que aqui hay como en todas partes, lo único que sí es algo diferente, es que aquí el que se salta las leyes y va de listillo es aplaudido socialmente mientras que el que se toma las cosas en serio es un soplagaitas. Pero eso es algo típico de las sociedades subdesarrolladas y conforme aumenta el bienestar económico y social suele ir desapareciendo… o bien ese incremento del nivel de vida no puede producirse, claro.

    ESo es lo que yo pienso personalmente. Quizás porque he tratado con muchos extranjeros ya no tengo "complejo de española" y miro la cosa con toda la objetividad que puedo. No somos ni mejores ni peores, ni más gandules ni más imaginativos, como decía Celaya: "…nosotros somos quien somos/basta de historia y de cuentos/ allá los muertos que entierren/ comos Dios manda a sus muertos…", en aquel poema que musicó Paco Ibañez. Lo que importa no es lo que somos o hemos sido, sino quienes vamos o quienes queremos ser, ¿no te parece?.

    Saludos

  • Avatar
    Gawain
    on

    Pues no, no me parece. Pero temo diferir contigo en cualquier cosa, más que nada porque te tiras unos rollos macabeos un tanto exhaustivos. Haces comentarios demasiado largos para contestar, eso significa que nos podemos meter en una diatriba sobre lo que es o no es importante; demasiado farragoso para discutirlo en este tipo de foros… y terminaría aburriéndome.

  • Avatar
    Starhawk
    on

    Puedo decirtelo más corto y menos desagradablemente.

    Creo que esa fama es inmerecida, pero fue construida quizas de forma interesada, por un grupo de viajeros ingleses y franceses fundamentalmente, y luego explotada por otros.

    No creo que seamos así, la verdad, y si lo somos merece la pena que cambiemos.

    Te parece corto y claro?.

  • Avatar
    Gawain
    on

    Me parece perfecto, breve y preciso. Muchísimas gracias. Sabía que eras muy capaz de ello. Ha quedado nítido, cristalino… ya sabes, si lo bueno es breve, dos veces bueno.

  • Avatar
    Roberts
    on

    No sé muy bien como funciona. Pretendí abrir este capítulo donde parece que tenía que haber cuatro mensajes o comentarios y solamente se puede leer un título: "El viajero que se quedó". A continuación, nada.

    Agradecería que alguien pudiera explicarme lo que ocurre. Es la primera vez que acudo a esta página gracias a la información que ofrece El País en el suplemento "EL VIAJERO.

    Saludos

  • Avatar
    Lobis
    on

    Puedo darte algunas pistas de viajeros ingleses como Ford, Jacob, Borrow y Hare, franceses como Laborde, Gautier y Latour, norteamericanos como Slidell Mackenzie y Washingon Irving (supongo que éste ya lo conocerías) e italianos como Edmundo d´Amicis, que recorrieron Andalucía.

  • Avatar
    Aspid
    on

    Me pareció ver en la biblioteca de mi abuelo un libro curioso que a lo mejor te vale aunque no sea de autor extranjero: Viajes por España de Pedro Antonio de Alarcón

  • Avatar
    lobo
    on

    Creo que has estado echando un vistazo al sensacional artículo de Rosa Maroto Rodriguez de Tudanca. Digamos que todo depende de si entras por el artículo o por el foro.

  • Avatar
    sur
    on

    Hola, estaba buscando información sobre el romanticismo en andalucía, cuando he dado con esta página. Supongo que será dificil la correspondencia ahora porque las fechas de las últimas conversaciones son del 2003, algo que me da rabia pq siempre me ha gustado este tema y nunca he encontrado nada en internet de interés. Pero bueno, si alguien lee esto y le gusta el tema, pues podíamos hablar un poco en el foro. Un beso a todos.

  • Avatar
    Wamba
    on

    ¿te refieres a la visión que los autores románticos no andaluces tenían de Andalucía o a las manifestaciones de este movimiento cultural allí? ¿O a la sociedad andaluza de la época?

    En este segundo caso, hay un libro de Hobsbawm (Bandidos ) que, si bien es general para toda Europa, tiene algunas referencias al bandidaje andaluz decimonónico que te pueden interesar.

    De hecho, el libro es muy bueno en lo que trata, pero su principal problema es justo lo que casi no trata: los bandidajes catalán y andaluz y la piratería menorquina (que venía a ser bandidaje con barcos).

  • Avatar
    Kike
    on

    Ahora los bandidos se han reciclado y ponen chiringuitos playeros y pubs de moda. ¡Qué precios!

  • Avatar
    cometero
    on

    Ahora se llaman señoritos andaluces con el pelo hacia atrás engominado y son unos terratenientes askerosos, esos son los bandidos k hay en andalucia, el resto son gene normal

  • Avatar
    Frau Hesselius
    on

    Sí, quizá, más que el comentario, lo interesante sea la noticia que sacó en su día El País sobre el rodaje de Al Sur de Granada y que se adjunta debajo. Me ha recordado una discusión en el foro de general sobre la bondad de las personas y sus hábitos lectores (algunos dijeron que no se fiaban de los que no leen). Pues Brenan leía mucho (¿que se aposentó en Las Alpujarras con 2.000 libros?) y era un capullo redomado.

    Ya sé que tqmj no va a contestar, pero me apuesto una mano a que significa Te quiero mucho Juliana (era la menor que se lió con Brenan y a la que luego quitó la niña). O a lo mejor es un fan de la chica de los Serrano (que hacía de Juliana en la peli).

    Bueno, voy a dejarlo porque menudos comentarios le estamos haciendo a Rosa Maroto.

  • Avatar
    D
    on

    ¿Quién es Rosa Maroto? No entiendo ná

  • Avatar
    Frau Hesselius
    on

    Anda, Dédalo, pincha arriba del todo, donde pone El viajero que se quedó y léelo. Quizá pilles algo entre tanto surrealismo.

  • Avatar
    D
    on

    Vale, gracias, Frau, ya sé quién es Rosa Maroto. El resto… no lo pillo mucho…

  • Avatar
    Frau Hesselius
    on

    Tranquilo, ni yo. Quédate con la columna de opinión de Maroto y con la información de El País que adjuntan con el comentario de Miguel. De lo del tqmj, mejor que nos olvidemos (ahí nos haría falta Amélie, otra del foro, para descifrarlo).

    Saludos.

  • Avatar
    Vero
    on

    Estaba buscando información, y mira por dónde he vuelto a recalar aquí. Gran artículo.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑