Capitan de mar y guerra (I)

capitandemaryguerrai

Abril de 1800. Gran Bretaña lucha contra Napoleón. Durante un concierto en Puerto Mahón, el doctor Stephen Maturin conoce al teniente Jack Aubrey. Comienza una amistad que marcará un hito en la novela histórica de tema naval. Este es el primer título de una gran serie naval que consta de 20 títulos

compra en casa del libro Compra en Amazon Capitan de mar y guerra (I)
Interplanetaria

1 Opinión

Escribe un comentario

  • gandalin
    on

    He terminado la primera entrega de la serie de Aubrey y Maturin que Patrick O´Brian nos dejó como legado. Tengo que decir que no me ha decepcionado nada. La aventura en su más amplia concepción está presente en toda la novela. Los avatares de la corbeta «Sophie», su capitá y tripulantes, arrancan con asombrosa fuerza en un contexto que parece ya completamente montado. O´Brian es conocedor de la época y de los sucesos que acontecieron y lo pone como telón de fondo de una manera magistral. La psicología de los personajes y las relaciones que se desarrollan entre ellos están dibujadas a la perfección, siempre desde el punto de vista del honor y la caballerosidad. Hasta los acontecimientos más cruentos se narran con la corrección británica de las buenas formas. Es un documento ficticio de lo que debieron ser las normas en las batallas navales de aquella época. El optimismo e intelectualudad de la pareja Aubrey / Maturin son adictivas y uno siente cómo se hace amigo de los dos a medida que vanza la novela. Muchísimas situaciones concretas narradas a golpe de vocabulario técnico que a veces se atraganta para un neófito como yo, pero con una destreza impecable. Algunas escenas son auténticos frescos, cuadros diría yo, imaginarios que podrían colgar de cualquier museo. El final con consejo de guerra incluido donde el honor y la lucha contra la cobardía que se desprende te pone los pelos de punta. Esto sí se puede contar, porque de lo contrario el Capitán Aubrey no seguiría protagonizando hasta 18 novelas más: es absuelto y con la sonrisa en la boca se despide arrancando unas notas de Boccherino de su ajado violín, para animarnos a leer la segunda entrega. Yo me daré una sesión de Bolaño antes, pero no creo que aguante mucho más.

    Chao

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑