El fuego griego

fuego_griego

El ingeniero sirio Calínico inventó en 672 el «fuego griego», el arma que otorgó la primacía naval a la flota bizantina durante casi cinco siglos. El secreto se conservó celosamente, en la novela se nos ofrecen pinceladas lacerantes de este secretismo, y es un título adecuado para esta novela histórica, que transcurre durante el reinado del emperador Nicéforo Foca, mejor militar que estadista, y, de puntillas entra en el de Tzimiszés, es decir, en la Bizancio de fines del siglo X. El fuego griego es un vívido fresco capaz de hacerse eco de las compañas militares de Nicéforo sin apartarse de la sinuosa y esquiva realidad palaciega de la corte bizantina, rica en intrigas y acechanzas, en disimulos y en pasiones (bajas). Un mundo claustrofóbico y obsesivo, en el que los ceremoniales obsoletos marcan recesos en la dramática radiografía de la lucha por el poder.

Malerba, premio Médicis por Salto mortal, consigue su objetivo gracias a una documentación histórica precisa pero bien dosificada: aboceta el marco histórico general, desciende al milímetro en cuanto concierne a la vida diaria, demasiado ceremoniosa, y se sumerge plenamente en los personajes, siendo Teófana el personaje más repulsivo y atractivo al mismo tiempo de cuantos intrigan en estas páginas. Tal es su mérito, merced a la pulcritud de su prosa y al distanciamiento del autor, que el lector olvida pronto que la historia sucedió hace más de diez siglos (comienza una helada noche de febrero de 962). Las buenas historias nunca envejecen si se narran bien.

compra en casa del libro Compra en Amazon El fuego griego
Interplanetaria

6 Opiniones

Escribe un comentario

  • Alekia
    on

    El fuego griego plasma el ambiente sofocante y rígido quedebió haber en las cortes bizantinas.

  • Saulo
    on

    Me parece un novelón, uno de esos textos que pasan desapercibidos, pero lo tiene todo y en grandes dosis. La bella apegada al poder, eunucos de toda ralea, venenos, crueldad, dos asesinatos de emperadores, mala leche y tono de distancia seco, a lo Simenon, realmente bueno.

  • D
    on

    Tiene todo lo bueno de Yo, Claudio, pero sin verborrea.

  • Jaime
    on

    También hay más escenario. El manejo del fuego griego en las batallas terrestres, por ejemplo.

    Yo lo leí por recomendación, y me pareció una novela realmente buena. Tiene un punto de crueldad misógina y toda la historia estaba escrita a punta de cuchilla, desde la matanza de los amantes de la emperatriz (después de usarlos) hasta los dos golpes de estado. Otra cosa que me fascinó fue la creación de un aura en torno al fuego griego y el hecho de que la justicia a un montón de desmanes llegó de manos de otro usurpador, y casi por imposición del patriarca… Bueno, no digo más.

    Creo que el libro no es fácil de encontrar, pero merece la pena.

  • Lucas
    on

    Me habéis picado la curiosidad y he buscado en el ISBN, y sólo encuentro una novela de un tal Nicholas Gage, de 2001. Hay 8 novelas de Malerba, pero no ésta, y, sin embargo, en la Biblioteca Nacional sí figura Il fuoco greco, como traducción de Atilio Pentimalli Melacrino en 1991. ¡Qué raro!

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑