El libro de las ilusiones

libroIlusiones

El 23 de noviembre de 1928 se estrenó Doble o nada, la última de las doces películas breves del cómico Hector Mann. Dos meses después, a los veintinueve años, el actor salió de su casa sin despedirse de sus amigos ni conocidos, ni dejar siquiera una nota de despedida. Su desaparición significa el final de una carrera prometedora, puesto que Columbia había ofrecido un contrato por tres películas y el acuerdo había llegado a buen puerto. Años después un profesor de literatura de Vermont se dedica a ahogar sus penas en alcohol, en su intento de olvidar la angustia de haber perdido a su mujer y a sus hijos en un accidente de aviación.

Una noche, mientras se dedica a beber frente al televisor, algo despierta su risa. Es una película de cine mudo, un film de Hector Mann. Este ínfimo acontecimiento supone un punto y aparte en su trayectoria vital, pues sirve para que David descubra que todavía desea continuar viviendo, y decide escribir un libro sobre este actor en homenaje al causante de ese milagro íntimo.

David descubre que el cómico, oriundo de Argentina, rodó una película titulada Don Nadie que parece un preludio de su propia desaparición. En ese film, un amigo convence al protagonista para que beba un brebaje que lo hace desaparecer. David culmina su investigación y publica el libro. Tres meses después recibe una invitación de una mujer, tal vez sea cierto que es la esposa de Hector Mann, invitándole para que los visite a ella y a su marido en Tierra del sueño, Nuevo Méjico.

compra en casa del libro Compra en Amazon El libro de las ilusiones
Interplanetaria

4 Opiniones

Escribe un comentario

  • ana
    on

    He comprado alguna obra de Auster en bolsillo, y saqué un par de la biblioteca. Ahora que tengo algunos euros ahorrado me estoy planteando comprarla o no, pero no estoy totalmente convencido. ¿Nadie la ha leído?

  • redaccion
    on

    El gremio de libreros de Madrid ha concedido el Premio al Libro del Año a El libro de las ilusiones, de Paul Auster.

    Los finalistas eran El fantasma anidó en el alero, de Emilio Pascual, El origen perdido, de Matilde Asensi, París no se acaba nunca, de Enrique Vila-Matas, y Veinte años y un día, de Jorge Semprún.

  • Wylander
    on

    Me lo he leído estas vacaciones y el premio es muy justo. El libro es cojonudo.

  • Susana
    on

    lo acabo de terminar, si te gusta el cine….y las hitorias entrelazadas, te parecera curioso

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑