El río de la desolación

Elriodeladesolacion

En los territorios del Amazonas, el proceso de creación y destrucción de vida casi se siente crepitar bajo los pies. Ese constante ir y venir entre la existencia y la muerte da la razón de ser a uno de los lugares del planeta más impregnados de leyenda y de espíritu de aventura. Hacia allí ha dirigido su último viaje Javier Reverte, cargado de pasión mítica y de curiosidad, para relatar cómo transcurre la vida y cómo fue la historia de las gentes que habitan aquellos parajes que, en buena parte, permanecen hoy todavía inexplorados.

Desde el nacimiento del Amazonas en los Andes peruanos hasta su desembocadura en el Atlántico brasileño, el autor nos relata su viaje con la naturalidad, emoción, ternura y el humor que caracterizan a su prosa: un retrato cálido y real, alejado de los tópicos, de la vida en los barcos populares que navegan el curso amazónico. También nos guía por los núcleos urbanos y nos habla de la miseria de las gentes que habitan las orillas del río. Junto a ello, el autor rescata la memoria de la epopeya que, al paso de los siglos, los hombres han escrito en su intento por dominar este gigante de la naturaleza y cuenta su experiencia con la malaria, enfermedad que estuvo a punto de matarle cuando alcanzaba la desembocadura del cauce de agua más desmesurado de la Tierra.

compra en casa del libro Compra en Amazon El río de la desolación
Interplanetaria

3 Opiniones

Escribe un comentario

  • Jinete del salario p
    on

    He aquí un libro de Javier Reverte del que todavía nadie ha dicho nada en el foro.

  • Frau Hesselius
    on

    Pues di algo tú, malandrín. No me lo he leído, pero un amigo, que anda estos días muy ocupado y no puede entrar en el foro, sí lo hizo. Por lo que me contó, estaba muy bien.

  • Pluto
    on

    En una entrevista sobre este libro Reverte contó algo que me impresionó: en plena selva brasileña sufrió una grave infección y acudió a un hospital. Allí si no puedes pagar la asistencia médica simplemente no la recibes, no te admiten en el hospital aunque estés a las puertas de muerte. En esas circunstancias la vida del escritor dependía de su tarjeta de crédito: mientras la pasaban por el lector electrónico Reverte pensó que si la tarjeta estaba deteriorada por el calor, por la humedad o por cualquier otro elemento su vida se terminaba allí mismo. La vida de un hombre dependía de un trozo de plástico.

    Es un ejemplo de la habilidad de Javier Reverte para hacerte reflexionar a partir de las observaciones más sencillas.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑