El sindicato de policía yiddish

El sindicato de policia yiddish

Michael Chabon es un caso peculiar. No hay muchos escritores que sigan experimentando o simplemente escribiendo lo que les apetece después de consagrarse en lugar de intentar repetir con mayores o menores variaciones el modelo que les dio el éxito. Chabon, sin embargo, después de triunfar con Chicos prodigiosos (1995) escribió un homenaje a la literatura pulp y los cómics de los años 40, Las aventuras de Kavalier y Clay (2000), cuya primera parte es extraordinaria aunque se desinfla cosa mala en la segunda.

El sindicato de policía yiddish (2007) es otra rareza que demuestra que Michael Chabon es, además de valiente, un escritor que sabe manejarse en géneros distintos. Porque El sindicato es una ucronía y, por lo tanto, ciencia-ficción, pero no es una de esas novelas de ciencia-ficción que a veces publican los escritores «serios» y con las que parecen querer reinventar la rueda; se trata de un libro respetuoso con el género y cuya función principal es entretener. Y así lo entendieron los aficionados galardonándolo con los premios Hugo, Nebula, Locus…

El punto de partida de la historia que nos cuenta Chabon es tan sorprendente como el propio título de la novela. En este mundo que se basa en el nuestro pero no es el nuestro, el estado de Israel fue aplastado en la primera (y aquí última) guerra árabo-israelí y el único refugio que les ha quedado a los hebreos es una pequeña franja costera en el estado de Alaska que los Estados Unidos cedieron en 1940 a los judíos que huían de Europa (como en las buenas ucronías, la divergencia procede de algo que estuvo a punto de suceder en la realidad pero no llegó a concretarse).

Sin embargo la cesión del distrito federal de Sitka es temporal, no a perpetuidad, y tras sesenta años los judíos se encuentran ante la exigencia de abandonar el territorio e iniciar una nueva diáspora. Y por si esto fuera poco, se produce un asesinato cuyas repercusiones irán creciendo sin parar como una bola de nieve rodando por una ladera.

No hay solo ciencia-ficción en El sindicato de policía yiddish. Incluso me atrevería adecir que se trata de una novela negra inserta en una ucronía, aunque el aspecto ucrónico es esencial puesto que la peculiar sociedad creada por los judíos en Alaska es uno de los elementos más fascinantes de la novela. Como esencial es también el detective Meyer Landsman, uno de esos personajes redondos que a cualquier escritor (me incluyo) le gustaría crear algún día. Claro que los restantes personajes, principales o secundarios, tampoco se quedan atrás. Chabon consigue algo muy difícil, y es que nadie parece un esterotipo. Del mismo modo que Sitka, que a veces da la impresión de ser una inmensa cárcel para judíos, parece un lugar real en el que el autor ha vivido durante varios meses o años.

La única pega que le pongo al libro es que el final no es tan bueno como el comienzo. Aunque después de un comienzo tan apasionante como el que tiene esta novela, resulta casi inevitable.

compra en casa del libro Compra en Amazon El sindicato de policía yiddish

6 Opiniones

Escribe un comentario

  • Alberto
    on

    Aprovechando lo del artículo de El País, aprovecho para recomendar este libro, una ucronía policiaca (si, ya se que original del todo no es) muy bien escrita y ambientada (muy bueno el uso del lenguaje y la cultura Yiddish) La trama policiaca está bastánte bien llevada y los momentos de acción tienen buen ritmo. No es tan buena como Las aventuras de Kavalier y Clay, pero como solo tiene un personaje, no pasa del otro a mitad del libro.

    Además, deja una frase para la história:

    "Los tiempos extraños para ser judío también son tiempos extraños para ser un pollo"

  • Alberto
    on

    Como no hay Anticipo del libro, aprovecho para dejar el anuncio:

  • Vengador
    on

    Pues anda que esta otra frase:

    Sólo tiene dos estados de ánimo: trabajar o estar muerto.

     

  • Alberto
    on

    Pues me acabo de enterar de que hace unos días le dieron el premio Hugo a esta novela. Es curioso, creo que es la primera vez que me leo un ganedor de un Hugo o un Nébula antes de que se lo concedan.

  • Vengador
    on

    Peor es lo mío, que creo que es la primera vez que sé que existe una novela antes que le concedan el Hugo.

  • Wamba
    on

    Pues estoy bastanbte de acuerdo con Alberto. De hecho, creo que me ha gustado a mi incluso más que a él. El único pero es que presenta tantas tramas al principio, que tarda como 150 páginas en empezar a avanzar de verdad, y a algunos lectores eso les cuesta. Desde luego, el ritmo del principio es mucho más lento que el del final. La ambientación está cojonuda, lástima que el vocabulario que hay al final no incluya todas las palabras que se usan.

    Y hablando de citas, yo me quedo con esta, toda una declaración de intenciones del autor:

    "this is not about finding out the truth.It's no about getting the story right. Because you and I, we know, gentlemen, that the story is whatever we decide it is, and however nice and neat we make it, in the end a story is never going to make a damn bit of difference to the dead."

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑