Fan tan

fantan

Marlon Brando ideó el argumento de lo que entonces considera su posible siguiente filme mientras rodaba el mítico papel del capitán Kurtz (Apocalypse Now!, 1979). Para ello unió fuerzas con Donald Cammell, un cineasta atípico, procedente de una aristocrática familia escocesa, con el que compartía un estilo de vida escandaloso, un temperamento artístico peculiar y la pasión por las asiáticas.

A Brando le gustó la película de Cammell (Performance, 1970) y lo invitó a escribir el guión de la película Fan-Tan. Ambos colaboraron de manera intensa, y pasaron ocho meses en Tetiaroa, la isla del actor en Tahití. Pero éste se negó a presentar el guión a los estudios y en 1982 Sonny Mehta, entonces alto ejecutivo de la editorial londinense Pan Books, dio a los autores cien mil dólares para transformar el guión en una novela.

Después de una sonada disputa entre los autores, Brando devolvió el adelanto, incluyendo la mitad de Cammell, que a varios problemas personales añadió la imposibilidad de no hallar distribuidor para su largometraje El lado salvaje, rodado en 1986, (tardaría casi una década) el director se suicidó a los 62 años.

China Kong, viuda de Cammell, decidió resucitar el manuscrito a la muerte del actor, y Mehta, en la actualidad director de publicaciones de Alfred A. Knopf, adquirió los derechos al tiempo que encargabaa al historiador de cine David Thomson la edición de la novela y escritura del último capítulo, del que sólo se conservaba una breve sinopsis elaborado por Brando, y un epílogo.

Anatole Doulty, más conocido como «Annie», es un conocido aventurero en el Mar de la China. En 1927, mientras cumple una condena de seis meses en un infernal presidio de Honk Kong, Annie salva la vida de un prisionero chino, uno de los sicarios de la astuta y despiadada Lai Choi San. Cuando Annie sale de la cárcel, la mujer pirata le agradecerá el favor con una inesperada oferta: si colabora con ella en el acto de piratería más arriesgado y ambicioso de su vida, le dará la mitad del botín.

Annie se embarca en la aventura y descubre que la poderosa Madame Lai es tan peligrosa como seductora y que si quiere vencerla con sus propias armas tendrá que saber apostar tan bien en la vida como en el fan tan, el juego de azar en el que ambos son consumados maestros.

compra en casa del libro Compra en Amazon Fan tan
Interplanetaria

Sin opiniones

Escribe un comentario

No comment posted yet.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑