La cueva de Alí Babá

LacuevadeAliBaba

Esta escritora, intérprete e incansable viajera, narra su estancia en Irán en la primavera del 2001. Desde una tienda de alfombras, observa los detalles, las costumbres y las contradicciones de un pueblo que marcha en plena ebullición, a la vez que se aferra a sus tradiciones. Un singular libro de viajes escrito desde el corazón, y con lucidez de gran observadora.

Interesante lectura sobre el día a día de una sociedad de la cual desconocemos todo y sobre la que muchas veces nos creamos falsas ideas que no se identifican con la realidad que allí se vive.

compra en casa del libro Compra en Amazon La cueva de Alí Babá
Interplanetaria

15 Opiniones

Escribe un comentario

  • Palmira
    on

    Acabo de dejar por los suelos en el foro de biografías el libro de una escritora iraní, y para resarcir a ese país que tanto me interesa voy a elogiar este otro libro que me parece mucho más interesante.

    Ana María Briongos conoce muy bien Irán. Para comenzar estudió en su Universidad, para continuar vivió allí diez años y para terminar ahora vive de escribir libros sobre esa región del mundo.

    En 2001, antes de que Äsne Seierstad tuviera su "original" idea de contar las guerras a pie de calle, la Briongos se instaló en un bazar iraní, esa es la cueva de Alí Babá que da título a su libro, y desde ese observatorio nos describe cuanto ve, oye y siente: el ajetreo del bazar, las cuestiones familiares, las aspiraciones de los jóvenes, los temores de los ancianos, los trabajos de las mujeres, el sueño de emigrar a California,… una sociedad en que conviven nómadas bajtiarís con raperos modernos.

    No sé si Ana María Briongos estará como un queso para alguien, pero sé que no se fue a pasar unas semanas con alguna sufrida familia que la soportara a cambio de unos necesarios dólares, a coleccionar algunas escenas costumbristas con las que componer una almibarada crónica de la nada, para después desaparecer por donde había venido y no volver a pisar jamás el país. Sino que escribió sobre una nación que conoce y ama, y al que no abandona aunque regrese a España.

    Quizá Ana María Briongos no sepa venderse tan bien como otras, pero escribe con sinceridad y con hondura.

  • Frau Hesselius
    on

    No eches por tierra a Asne Seierstad sólo porque la hayan colgado el sambenito de tía buena. ¡Qué culpa tiene ella! La suya y la de Briongos son dos formas diferentes de trabajar. Briongos está especializada en Irán, da la impresión de que lo conoce al dedillo (como a todos nos gustaría conocer la mayoría de las cosas). La noruega es periodista, y una periodista no tiene por qué estar especializada en un país. Los corresponsales de guerra van donde les mandan y sólo tienen que aguzar los sentidos para transmitir bien. Como no la he leído, no sé cómo lo hace, pero su forma de trabajo me parece muy legítima.

  • Pluto
    on

    tengo que reconocer que no he leído a Ana María Briongos, pero me parece sumamente interesante lo que dice Palmira del libro. Eso, sin embargo, no tiene nada que ver con denostar a un periodista por hacer el trabajo de periodista. Yo leí con placer El librero de Kabul, y da una imagen agridulce de los afganos. Yo no diría que es almibarado.

  • Lucas
    on

    Åsne Guldahl Seierstad está potente, sí. No veo incompatibilidad alguna con que sea una grandísima profesional.

  • jinete del salario p
    on

    No hace falta criticar un libro para ensalzar otro. Cada una en su estilo, Äsne Seierstad en busca de la actualidad y Ana María Briongos con un conocimiento más profundo del país, me parecen interesantes.

    Y cuando dije de una de ellas que está como un queso era un comentario inocente, ser tan suspicaz no es bueno para la salud.

  • Frau Hesselius
    on

    No es un caso de suspicacia. Es que es inevitable que entremos a matar cuando comentáis "Fulanita, que escribe muy bien y está como un queso". Me parece extraordinario que conservéis el sentido de la vista, igual que nosotras, que también disfrutamos de él y sin embargo no decimos "Paul Auster, ese sí que está como un …".

    En cuanto a algo que había comentado Palmira de Briongos, que, pese a conocer bastante bien Irán y a haber escrito un buen libro, su obra no tenía la proyección de la noruega, ni siquiera aquí, en su país, eso ya me parece más triste. En general no nos vendemos bien, creo.

  • Marian
    on

    He entrado en este hilo porque me ha llamado la atención la referencia al queso en el título.

    Yo no veo ningún problema en que alguien aprecie el físico de un escritor, sobre todo si es positivamente. Lo que ocurre es que los hombres se sienten más libres a la hora de hacer comentarios, sobre el queso o sobre cualquier otra cosa, nosotras nos cortamos más. Si digo, por ejemplo, que Paul Auster escribe como un dios del Olimpo, a la hora de añadir: y está como un tren, antes de añadirlo pienso inconscientemente: ¿qué pensarán de mí, que hace tiempo que no me llevo a un tio bueno a la cama y me consuelo fantaseando? Así que nos callamos que Auster está como un tren. Ellos, en cambio, no se paran a pensar antes de hablar, dicen lo que se les pasa por la cabeza, que no suele ser gran cosa, y les importa un comino lo que otros piensen de lo que han dicho. Un hombre habla para desahogarse, no para que le escuchen los demás.

    Y dicho esto: gracias por los comentarios sobre estas dos escritoras, me parece interesante leerlas para compararlas.

  • Palmira
    on

    Querida: yo no lo habría dicho mejor.

  • Frau Hesselius
    on

    Deberíamos de estar comentando el libro de Briongos y no estas zarandajas, pero no puedo evitarlo: ¿Que nosotras nos cortamos más? Eso me ha llegado al alma. ¿Estás segura? Llevo media hora buscando situaciones que lo demuestren y, la verdad, no las encuentro. Que no elogiemos los atributos físicos de alguien cuando nos apetezca no tiene que ver con la represión, sino con el delicado sentido de la oportunidad. Traducido: a con el "a cada momento, su cosa". Si estamos hablando de la obra de un autor o autora, ¿es necesario decir que está estupendo-a y desviar la atención del fruto de su trabajo?

  • I
    on

    Depende de lo buen@ que esté él o ella y la elegancia con que se haga. Inoportuno, inoportuno… no lo es.

  • Magnolia de acero
    on

    De todo lo que Palmira dice al comienzo de este hilo lo menos interesante con diferencia es lo del comentario sobre el queso.

    ¿No es fascinante lo que cuenta sobre Ana María Briongos, o sobre la sociedad iraní escindida entre el arcaismo y la modernidad, o sobre el periodismo que solo presta atención a la actualidad más candente y después si-te-he-visto-no-me-acuerdo?

    Pero en vez de hablar de esas cuastiones le damos vueltas una vez y otra a la diferente forma de pensar de hombres y mujeres, una cuestión sobre la que la humanidad nunca llegará a un consenso, porque no es una discusión racional, sino emocional.

    Estoy de acuerdo en que es inoportuno hacer comentarios sobre productos lácteos cuando de lo que se trata es de conocer libros interesantes.

    ¿Es que nadie ha leído a Ana María Briongos?

  • Frau Hesselius
    on

    Pues yo aún no. Por curiosidad: ¿por qué se titula el libro La cueva de Alí Babá? ¿Sólo porque es un país muy rico o también porque siempre ha habido en él muchos ladrones (antes el Sha y ahora los que están)?

  • Palmira
    on

    El título se refiere al bazar junto al que vivía la autora mientras escribía el libro. La cueva de Alí Babá estaba llena de los tesoros más variados, y así ve ella el bazar, pero los tesoros no son las mercancías, sino las conversaciones, la variedad de gentes, las artes que despliegan los iraníes en la conversación y el regateo, el idioma parsi en sí mismo. Esos son los tesoros que cautivan a Ana María Briongos.

    De los ladrones que hay en la Historia del país no encontrarás muchas referencias, los políticos pasan, los pueblos permanecen, y a la autora lo que le interesa es el pueblo persa.

    Gracias por el interés, frau Hesselius. La verdad es que me he arrepentido de hacer mención al queso, solo ha servido para distraer la atención.

  • jinete del salario p
    on

    … o para atraerla.

  • Frau Hesselius
    on

    Eso que encontró la autora en el día a día, y sobre lo que centró su atención (la forma de pensar de la gente de la calle, su manera de ver el mundo…), es, sin duda, el mejor tesoro, el más fabuloso. Si a eso se debe el título, muy bien elegido.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑