La Gran Vía es New York

graviany

La Gran Vía es New York es un retrato literario a través del tiempo de esta arteria madrileña. De la mano del autor nos asomamos a mil y una historias, a caballo entre la realidad y la ficción, que han transcurrido en sus escenarios más famosos y conocidos: desde el Museo Chicote al oratorio de Caballero de Gracia, desde la Casa del Libro a los cines de estreno; desde el billar de la Gran Peña al Casino Militar; desde la antigua Asociación de la Prensa a los locales de alterne; desde el Ave Fénix que la preside majestuoso a los lugares de comida rápida.

Personajes como el pintor Antonio López y el fotógrafo Alfonso, la espléndida Ava Gardner o el productor Samuel Bronston se mezclan en sus páginas con prostitutas, punquis y siniestros, la gente anónima que vive, ama y muere en sus aceras las veinticuatro horas del día.

compra en casa del libro Compra en Amazon La Gran Vía es New York
Interplanetaria

5 Opiniones

Escribe un comentario

  • Frau Hesselius
    on

    No sé cómo, cuando Interplanetaria sacó la ficha de este libro hace más o menos un año, mi amigo Vengador, tan madrileño él, no lo recomendó (¿liado, tal vez?).

    Guerra Garrido vuelve al cronotopo y a la técnica del collage (echa mano de anuncios; elabora capítulos exclusivamente con los textos de carteles que pueden verse en esta arteria madrileña; intercala informaciones de prensa y textos de otros autores (citándoles, por supuesto) e incluso recrea escenas y personajes que alumbraron aquellos).

    La verdad es que es un auténtico placer leer a este hombre por la cantidad de información curiosa que introduce en sus libros (¡qué maravillosos son los capítulos dedicados a la inauguración de las obras de remodelación de la Gran Vía o de la creación de la Casa del Libro!) y, sobre todo, por la lucidez con la que analiza el comportamiento humano.

  • Pluto
    on

    El cronotopo ya lo utilizaba en Lectura insólita del Capital.

    Tanta información ¿no te hace aburrida La Gran Vía es NY?

  • Frau Hesselius
    on

    En mi caso, prefiero el exceso de información a la falta de ella. También es cierto que hay capítulos del libro que el autor podría haber eliminado y no se echarían en absoluto en falta (como el de una pareja de jóvenes okupas).

    (Y ya hemos llegado al mensaje número mil en viajes. Y seguro que nadie se ha leído aún a Van der Post)

  • lun
    on

    Hesselius: ¿es que La Gran Vía te trae recuerdos nostálgicos de los valles de Africa Central?. Leí hace tiempo Aventuras en el centro de África y me pareció un libro fascinante. Fue la época en la que descubrí a Thor Heyerdahl y Bengt Danielsson, aunque no tienen nada que ver unos y otro. Había otro libro de V.der Post, uno sobre los ¿pigmeos o bantúes?, ahora no me acuerdo. Tendré que volver a saquear la librería de mi padre.

    Saludos, ya veo que tú tampoco te has ido de puente.

  • Frau Hesselius
    on

    Te equivocas: estoy muuuuy de puente y dándole en este momento a un mojito excelso.

    Lo de Van der Post va de coña. La primera vez que entré en el foro fue con él, aunque no sea un tipo que me caiga excesivamente bien ( es tan colonialista). En realidad a mí me caía infinitamente mejor su señora madre. Verás, cuando se quedó viuda, después de haber tenido tropecientos mil hijos, la buena mujer decidió que se iba a montar una granja en el Kalahari. Y allá se fue. Claro, que luego los que escribían los libros de aventuras eran los hombres. ¿Qué sabrán ellos?

    Un beso.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑