La Incredulidad del Padre Brown

IncredulidadPadreBrown

En las historias detectivescas del padre Brown hay un rasgo que llama la atención: el protagonista no es un detective privado, ni un policía, ni siquiera un aficionado a resolver crímenes; es un sacerdote papista en plena Inglaterra anglicana, y ni siquiera se preocupó de hacerlo simpático a los lectores. Todo lo contrario: lo retrató como un personaje resabiado, de aspecto y trato corrientes, muy lejos del porte aristocrático de un Sherlock Holmes o del cosmopolitismo de un Hercule Poirot. Al final, sin embargo, da lecciones con una humildad insoportable a todos los que le rodean, ya sea la policía inglesa o las autoridades locales, y, para colmo, en nombre de la razón y la lógica, a pesar de que casi siempre la explicación inicial del misterio sea de tipo demoníaco o mágico.

Chesterton, como Conan Doyle, tuvo predilección por el relato policíaco breve, en el que hace gala de un humor delicioso, y de una imaginación extraordinaria, hasta el punto de que no hay una sola página en ellos, como dijo Borges, que no encierre una felicidad.

Jorge Luis Borges dijo una vez que las historias protagonizadas por el padre Brown se recordarían aún cuando el género policíaco hubiese caducado.

El presente volumen reúne los siguientes relatos: “La resurrección del padre Brown”, “La flecha del cielo”, “El oráculo del perro”, “El milagro de la «Luna Creciente»”, “La maldición de la cruz de oro”, “El puñal alado”, “La condenación de los Darnaway”, “El fantasma de Gideon Wise”.

(Nº 3 de la colección “Padre Brown”)

compra en casa del libro Compra en Amazon La Incredulidad del Padre Brown
Interplanetaria

Sin opiniones

Escribe un comentario

No comment posted yet.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑