La piel

LaPielCurzioMalaparte

En La piel el relato del Nápoles liberado por los aliados, donde tanto vencedores como vencidos sucumben a la corrupción, se convierte en metáfora de un mundo podrido por el hundimiento moral que significó la Segunda Guerra Mundial.
«Two dollars the boys, three dollars the girls!» es el espeluznante grito de las madres que venden a sus propios hijos en las calles a los soldados. Nápoles, al final de la segunda guerra mundial, tras el desembarco de las tropas norteamericanas, es el escenario de la más célebre novela de Curzio Malaparte. Un Malaparte visionario que, en las páginas de La piel describe lo que ve, pero a la vez la realidad que se oculta bajo las apariencias, una realidad compleja, histórica, que aflora y se desborda en escenas dignas de Brueghel. Una cena servida por un general americano, en la que se degusta un guiso de sirena, pescado y carne de mujer, pelucas vaginales rubias fabricadas por las napolitanas para complacer a los soldados negros a los que no les gustan las putas morenas… Y al fondo, el Vesuvio, la bahía de Nápoles, la Historia y la guerra. Y unos americanos amables y generosos a los que los italianos les parecen repugnantes, cobardes por haber apoyado a Mussolini. Y tras los pasos de esas tropas de liberación en una Italia hambrienta, La piel conduce al lector de Nápoles a Roma y Florencia en un alucinante decorado de Apocalipsis. Piedad, grandeza, vergüenza, abyección, ternura, orgullo o menosprecio afloran en las páginas de un libro magistral que presentamos, como en su momento Kaputt, en una nueva traducción a partir de la versión definitiva del autor.
Curzio Malaparte, sobrenombre de Kurt Erich Suckert (1898-1957), nació en Prato, Toscana, hijo de madre lombarda y padre alemán. Tras finalizar la Primera Guerra Mundial, donde combatió como voluntario, dio inicio a su actividad como periodista y a sus primeros escarceos literarios, plasmados en Viva Caporetto!, novela sobre la guerra publicada en 1921, ya con su seudónimo, bajo el título La rivolta dei santi maledetti. En 1920 ingresó en el partido fascista, del que se convertiría en uno de los principales ideólogos; desengañado sin embargo por el rumbo que tomó tras conquistar el poder, fue distanciándose del partido. Su ensayo Técnicas de golpe de Estado (1931), ataque directo a Mussolini y Hitler, propició su expulsión y su confinamiento al exilio interno. Fue liberado al cabo de unos años, si bien volvería a ser arrestado y encarcelado varias veces. Participó en la Segunda Guerra Mundial, como militar y como corresponsal de Il Corriere della Sera, destino que lo llevó a distintos rincones de Europa y lo convirtió en privilegiado testimonio del frente bélico. Su experiencia fue el germen de sus dos obras más famosas: Kaputt (1944) y La piel (1949). Al término del conflicto, los ideales políticos de Malaparte tendieron cada vez más hacia la izquierda, y llegó a colaborar con el Partido Comunista Italiano. Figura polémica y discutida, murió de cáncer en Roma, en 1957

compra en casa del libro Compra en Amazon La piel
Interplanetaria

Sin opiniones

Escribe un comentario

No comment posted yet.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑