Marionetas de sangre

marionetasSangre

Marionetas de sangre es una novela de terror, y es también una novela de ambiente gótico. Y esa es su mayor virtud, puesto que se mueve en esa banda crepuscular en la que muchos sucesos pueden ser contemplados desde dos ópticas: la sobrenatural o la simplemente macabra. Marionetas de sangre narra la peripecia de sus dos protagonistas femeninas, y su adentrarse en los terrenos de lo siniestro y el vampirismo, para construir una narración atmosférica y oscura, muy alejada de las novelas de “sustos” en las que parece haber caído buena parte de la literatura de terror actual.

El autor, Juan Díaz, nació en Cádiz en 1976, aunque en la actualidad reside en Sevilla. Es ingeniero informático de profesión y sus influencias confesas, al menos en lo que a gustos se refieren, proceden de Clive Barker, Neil Gaiman, Poppy Z. Brite e Iain Banks. Esta es su primera novela publicada, aunque es de esperar que no tarde en hacer acto de presencia en el panorama fantástico español, en la medida, claro está, que le permitan sus ocupaciones profesionales.

ANTICIPO:
En el camino hacia su casa, Lili pone algo de música, una vieja cinta de rock gótico pasado de moda. A mi me encanta. Las letras hablan de sexo y de muerte. Las dos grandes constantes de la vida, las dos únicas verdades, los dos únicos dioses. Los dos producen miedo, los dos hacen estremecer, los dos excitan nuestra mente hasta niveles inigualables. De repente se me ocurre la hermosa idea de que en el momento en el conocí a Lili dejé el mundo real y pasé a habitar ese mundo romántico y oscuro del que hablan las canciones de rock gótico, el mundo en el que se desarrollan las historias que cuentan en sus letras. El mundo de los malditos.

Volvemos al barrio en el que está la pequeña tienda de Kobra, aunque ahora vamos a un lugar distinto. Lili detiene su coche junto a un pequeño edificio de solo dos plantas. Una escalera exterior nos lleva a una puerta con una placa:

Mambo Lilibeth Lectura de Tarot

-Así que es así como te ganas las vida -le digo a Lili con una sonrisa.

-Es un buen empleo -dice ella, mientras busca la llave en el fondo de uno de los muchos bolsillos de su abrigo-. Sirve para perfeccionar mi arte y me da dinero fácil.

Lili al fin consigue abrir la puerta, cerrada por una única cerradura. Entramos en una estancia oscura que huele a especias. A la pálida luz de la noche apenas llego a distinguir una pequeña mesa junto a la puerta, de la que Lili coge una caja alargada.

-Una de mis excentricidades -dice Lili-, es no usar luz eléctrica.

Con un gesto teatral que me hace sonreír Lili enciende una larga cerilla que ha sacado de la caja. Enciende seis velas del candelabro que hay en la mesa de la entrada, y después va encendiendo una a una toda la infinidad de velas de la estancia. Pronto todo parece arder con un brillo cálido y dorado. Es algo delicioso. Salvo algunas mesas de aspecto árabe, en la habitación no hay muchos muebles. Los suelos están cubiertos por alfombras y cojines. Algunos objetos de arte tribal adornan las paredes, y también algunas pinturas de arte abstracto que curiosamente me parecen hermosas, yeso que siempre he despreciado ese tipo de arte. Una puerta abierta lleva al resto de la casa, totalmente a oscuras, pero yo no quiero ver más de momento. Me siento sobre uno de los cojines y me quito los zapatos y los calcetines. Me encanta sentir mis pies descalzos sobre una alfombra cálida.

Lili está encendiendo un quemador de incienso. Un olor penetrante inunda al poco tiempo la estancia.

Todo tiene un aire onírico en esta habitación. No sé si es por la droga, por la luz, o por mi excitación.

Lili se arrodilla a mi lado y me besa, de nuevo con parsimonia, recreándonos en cada pequeño detalle.

Nuestras lenguas se acarician delicadamente la una a la otra. Cuando nos separamos, la punta de nuestras lenguas es lo último que se toca. Lili se aleja de mi, gateando hacia una esquina, hacia las tinieblas. Yo intento distinguida entre las sombras, sintiendo como todo mi cuerpo late con cada impulso de mi corazón, sintiendo el calor de mi excitación entre mis piernas. Hacía mucho que no sentía nada así.

No. Nunca había sentido nada así.

Lili surge de nuevo de las sombras, gateando lenta y sensualmente, completamente desnuda. Me siento desfallecer contemplando su delicioso cuerpo, un cuerpo hermoso y sensual que parece haber sido diseñado para satisfacer mis fantasías más oscuras. Unos pechos grandes y redondeados, perfectos como los de una estatua, un vientre suave y delicado, unas caderas generosas y tentadoras, unas piernas fuertes y torneadas, unos pies delicados como los de una muñeca, con dedos pequeños. Cuando llega a mi lado, siento el calor de su cuerpo como una radiación. Ella espera mientras yo me desnudo, sin dejar de mirar dentro de sus ojos, fascinada por el deseo salvaje e implorante que veo en ellos. Cuesta imaginar que yo sea la primera mujer por la que sienta ese deseo.

Al fin nuestros cuerpos se unen, mientras nos besamos de nuevo, dando rienda suelta al salvajismo de nuestra pasión. Lili me deja hacer, deseando aprender de mí los secretos del arte de safo, secretos que yo aprendí siendo aún una niña, en la intimidad de mi dormitorio, en la mas completa soledad. Ahora yo soy la hechicera y ella la hechizada, ahora soy yo la seductora. La beso, la acaricio, lama su piel, poniendo la poca experiencia que tengo en procurarle el máximo placer posible. La llevo a la cima por tres veces, la hago gemir, gritar mi nombre. El olor dulzón de su esencia llena mis sentidos y su sabor inunda mi boca. Cuando caigo rendida sobre los cojines, es ella la que se inclina sobre mi, poniendo en práctica todo lo que acabó de enseñarle.

Me demuestra ser una alumna muy aplicada. Ahora soy yo la que grito su nombre.

Nos quedamos abrazadas la una a la otra, mientras nuestras respiraciones se calman gradualmente. No decimos nada, tan solo nos perdemos cada una dentro de los ojos de la otra. Dentro de poco el sueño nos vencerá, desnudas, sudorosas, abrazadas. La beso de nuevo, un beso suave y tierno.

Ha sido el día más hermoso de mi vida. Solo por este día ha merecido vivir.

A la mañana siguiente, tomamos té en el mismo salón, que aún está impregnado del olor dulzón de nuestra pasión. Lili va vestida como una pirata, con unos pantalones cortos ajustados que le llegan hasta justo debajo de la rodilla y una amplia blusa a través de la cual se vislumbran sus deliciosos pechos. Sus rastas están recogidas en una cola con un pañuelo negro. Yo solo llevo mi tanga negro y mi blusa. Me encanta sentir su mirada sobre mi, el ser descaradamente seductora, inmoralmente provocativa.

Las tazas están sobre una bandeja plateada posada sobre el suelo, entre nosotras. Lili sirve el té, preparado en una tetera que parece estar formada por pedazos de otras muchas teteras, de distintos colores, como las tazas en las que vierte el líquido ambarino y humeante.

Nunca me ha gustado el té, pero no me siento capaz de rechazar nada que venga de Lili.

-¿Te gusta dulce? -me pregunta, y yo me sorprendo por el sonido de su voz.

Casi no hemos hablado en toda la mañana. Nos hemos comunicado solo mediante miradas y gestos, con una sonrisa siempre en nuestros labios. El Beso del Vacío solo ha dejado un leve poso amargo en mi lengua. Creo que por eso Lili ha preparado el té.

Asiento con la cabeza y contemplo las hermosas manos de largos dedos de Lili mientras depositan dos terrones de azúcar dentro de mi taza. Después remueve el té con movimientos exageradamente elegantes y pronunciados, como una bruja que mezclara una poción en su caldero. Tomo la taza de entre sus manos y bebo el primer sorbo, sorprendiéndome de lo dulce que está. Podría llegar a acostumbrarme a su sabor. Sí, podría llegar incluso a gustarme. Si tuviese bastante tiempo.

Lili bebe su té en pequeños sorbos, sin dejar de mirarme. De repente, una sonrisa traviesa aparece en sus labios.

-Quiero pedirte algo -me dice.

-Lo que quieras -le digo, y mi voz suena tan exageradamente lánguida que casi resulta cómica.

Lili deja la taza sobre la bandeja y se marcha por un momento, desapareciendo dentro de las otras habitaciones, que yo todavía no he conocido. Vuelve con algo escondido tras ella, y la misma sonrisa de niña traviesa.

-¿Me lo firmas? -dice cuando llega a mi lado, mostrándome lo que ocultaba. Es un ejemplar de mi primera novela, "Pasión Secreta".

Yo me quedo paralizada por la sorpresa.

-¿Lo sabías? -le pregunto-. ¿Sabías que era yo quien la había escrito?

-Te he reconocido -dice ella, señalando la foto de la portada, la foto de la jovencita irresistiblemente sensual que yo llegué a ser una vez, hace mucho.

-¿Desde cuando lo sabes?

-Desde que te vi por primera vez comencé a sospechar -dice ella-. Después volví a mirar la foto y te reconocí. La contraportada dice que la foto de portada es un retrato de la autora, así supe que tú la habías escrito.

Lili deja el libro en mis manos, junto con un bolígrafo, y vuelve a sentarse frente a mi, tomando su té con ambas manos, como si quisiera calentárselas.

-¿Te gustó?, -le pregunto.

-Me encantó -dice ella, y en sus ojos veo de nuevo brillar el deseo-. Conseguiste que me masturbara pensando en una relación lésbica. Nunca pude imaginar que iba a ser iniciada en el lesbianismo por la autora.

Creo que un gemido se ha escapado de mi garganta al escuchar a Lili. No sé que decir. Estoy fascinada, realmente encantada. Debo tener una cara de idiota realmente ridícula.

Lili termina su té y se me acerca, recostándose sobre un montón de cojines, a mi lado.

-Háblame de ti -me dice ella-. Quiero saber como llegaste a escribirla.

Asiento de nuevo con la cabeza, y abro el libro. En la primera página escribo:

Nunca podría haber imaginado

una amante tan subyugante,

una mujer tan fascinante,

un alma tan retorcidamente hermosa

como la tuya.

Gogan.


Se lo devuelvo y ella lo lee. Sus dedos acarician mis palabras, como si quisiera sentir los surcos del bolígrafo sobre el papel. Después lo cierra y lo aprieta sobre su pecho, justo sobre su corazón.

compra en casa del libro Compra en Amazon Marionetas de sangre
Interplanetaria

14 Opiniones

Escribe un comentario

  • Genaro14
    on

    Ante todo, advierto que no conozco demasiado el genero del terror, lo cierto es que del libro me atrajeron más inicialmente otras cosas… :-) además del precio, claro.

    Al tema, lo de narración "atmosférica" que dice la ficha es exacto. Qué angustia, qué opresión desde las primeras páginas, con el agobio de la enfermedad, que esperanza más siniestra, y qué terrorífica también la cruda realidad. Como vuelta de tuerca al mito del vampirismo es muy recomendable, aunque como poco docto en el terror no sé si se ha tratado anteriormente, no lo sé, pero si es así seguro que fue sin bollitos, ñan, ñan.

  • narratolon
    on

    Pues sí. Así es. Un libro muy recomendable para aquellos que le gusta lo macabro y ver cositas nuevas en el género. El ambiente que crea es fabuloso, agobia pero dejándote un resquicio a lo gotico; pero no esa cosa post-Marilyn Manson, no, de los goticos de antes.

    Os lo recomiendo, aunque espero que no seáis fans de las tildes y la ortografía…

  • Daniel
    on

    Pues sí, la verdad es que las primeras páginas te ponen muy mal cuerpo. ¡Qué agobio! Luego la cosa se relaja (o yo me acostumbré un poco), y está realmente bien.

  • Caesar
    on

    Me arriesgué por el precio (y por vuestros comentarios, claro) y merece la pena. No es perfecta, pero tiene puntos muy originales.

  • Casuar
    on

    La he buscado y no la encuentro. donde puedde comprarse en Madrid?

  • Sable
    on

    Yo lo ví en la casa del libro hace algún tiempo. Gotas es una colección que tampoco es tan fácil de encontrar y si eso nos pasa a los de madrid, no se como lo llevaran los que viven en ciudades pequeñas.

  • Labyrinth
    on

    Hola, yo también he leido el libro en estas pasadas vacaciones. Vamos, lo que quería comentar ya está dicho, así que nada xD. Con respecto a lo de que el libro es difícil de encontrar… no fui yo quien lo compró, fue mi hermano, pero lo compro en un centro comercial normal (en el Corte Inglés, para más información). También es muy cierto que el libro tiene muchísimos fallos de tildes y ortografía… pero en fin. Alguien sabe como contactar con el autor o mandarle algun mail?

  • Juan D
    on

    Muchas gracias a todos por la excelente acogida que le habeis dado a esta mi primera novela publicada.

    Por si alguien está interesado, mi e-mail es el siguiente:

    Jack_Scarecrow@hotmail.com

    Saludos y gracias de nuevo.

  • amy_lee
    on

    Hola Jack, k tal, soy angela, estaba buscando info sobre tu libro y encontre esta pagina, :D. Olle estoy deseando de que edites otro libro, me ha encantado tu libro, a sorpresa ya me lo compre, tengo en mi poder un ejemplar de tan fantastico libro :D. Pues queria decir que me ha gustado muchisimo y que quiero leer libors de ese tipo haber si me puedes decir tu alguno, que seguro que sabes de alguno. Bueno haber si nos vemos, Kiss.

  • Madre
    on

    me encanto lo poco que lei del libro, donde lo puedo encontrar?.

    Para el Autor lo Felicito!! gracias por escribir y publicar este libro y espero que publique los que tiene guardados, que son muy buenos tambien.

    saludos para ti Juan desde Chile un beso.

  • F. Mesa
    on

    Un libro estupendo. Esperemos que este escritor joven (supongo) no caiga en el olvido como parece que es el destino de todos los escritores españoles de horror y siga dándonos novelas tan originales como esta.

    Desde Zaragoza

  • SolyLuna
    on

    El unico fallo, las erratas…

  • MALA
    on

    No lo conocia, de qué trata??? un saludo!

  • carmilla
    on

    excelente libro, cuenta con elementos muy atractivos e interesantes me ah impresionado favorablemente q sea un autor joven, me encantaria leer mas de su material =D

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑