Matad a Rommel

matad_a_rommel

Otoño de 1942. Las legiones de Hitler se extienden por Europa, Francia ha caído, y Churchill y los británicos se encuentran aislados. En el norte de África Rommel y sus Panzer han derrotado al Octavo Ejército británico y se preparan para invadir Egipto, Suez y los yacimientos petrolíferos de Oriente Medio. Con el resultado de la guerra pendiendo de un hilo, los ingleses traman un plan desesperado: enviar una pequeña unidad móvil fuertemente armada tras las líneas alemanas para dar el golpe que detendrá al Afrika Korps.

Narrada desde el punto de vista de un joven teniente, Matad a Rommel relata la aventura de una de las primeras unidades de fuerzas especiales, el Longe Range Desert Group. Sigilosos y letales como el escorpión que les sirve de insignia, su función es la de planear emboscadas e incursiones, de acuerdo con su lema Non Vi Sed Arte («No por la fuerza, sino por la astucia»). Matad a Rommel recrea las tácticas, armamentoy habilidades especiales necesarias para el combate en las condiciones extremas del desierto, llevadas a cabo por un grupo de hombres que serán protagonistas de actos cruciales para la victoria de los Aliados en el norte de África.

Pressfield hace un vívido retrato del horror y la intensidad de la guerra, los lazos que se crean entre los hombres durante la misma, y las emociones humanas que entran en juego en el campo de batalla. Con su documentada descripción de la guerra en el desierto, Matad a Rommel dramatiza de manera brillante un aspecto de la segunda guerra Mundial que no había tenido un papel protagonista desde Patton.

compra en casa del libro Compra en Amazon Matad a Rommel
Interplanetaria

1 Opinión

Escribe un comentario

  • Campeador
    on

    Si La conquista de Alejando Magno era un tratado de estrategia antigua impecable, Matad a Rommel es un diario de la guerra en el desierto. Desde ese punto de vista poco que objetar, como novela está lejos, muy lejos de obras como Puertas de fuego o Vientos de guerra. Los personajes pasan rápido y perduran poco en la memoria del lector (y no será porque los tipos no sean, sobre el papel, interesantes: ese deportista de fama fundador del SAS, esos granjeros neozelandeses luchando en el desierto, o ese polaco amigo de los árabes…), el protagonista se limita a narrar desapasionadamente (será por ser inglés) una sucesión de acontecimientos y no hay más historia que las operaciones militares.

    Aunque algo hay que reconocerle a Pressfield que logra en todas sus novelas y que consigue que siempre, al acabarlas, uno quede con buen sabor de boca: sabe resolverlas con unos fuegos artificiales atractivos y un final ciertamente emotivo. Quizá siga sin estar a la altura de los finales de las tres citadas (el de Puertas de fuego se me antoja difícil de rozar), pero sí destacable, sin duda.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑