Yo escogí la esclavitud

EscogiEsclavitudGonzalez

Valentín González y González, alias El Campesino, nace en Malcocinado, Extremadura, en 1904. Hijo de jornalero anarquista, minero a los ocho años, arriero, fugitivo de la Guardia Civil, desertor de La Legión y miembro del PCE, al estallar de la guerra civil se alista en el V Regimiento del ejército republicano, donde asciende rápidamente hasta teniente-coronel.

A partir de ahí, su vida resulta difícil de creer. Él mismo encontraba tan asombrosos los sucesos que se van acumulando en su azarosa existencia que por ello decidió consignarla por escrito. Yo escogí la esclavitud recoge el periodo comprendido entre 1939 y 1949. Desde que, como leyenda viva del ejército republicano, escapa en un barco rumbo a la URSS en 1939 e ingresa en la Escuela Superior de Guerra con el rango de general. De allí es expulsado por disentir con el estalinismo, torturado en varias checas y condenado a trabajos forzados en varios gulags. Tras mil avatares, logra escapar a través de la frontera iraní, viviendo en el exilio hasta su regreso a España en 1977.

compra en casa del libro Compra en Amazon Yo escogí la esclavitud
Interplanetaria

13 Opiniones

Escribe un comentario

  • yo mismo
    on

    😀 yo escoji la esclavitud lo leei hace muchos años considero que lo tenian que leer los fanaticos y estremistas de izquierda

    tambien algun que otro dirigente politico comunista porque qizas no sepan lo que estan defendiendo

  • Wamba
    on

    me voy a molestar en responder.

    1. es difícil tomarse en serio una opinión que empieza con una falta de ortografía en el asunto (que encima es el título de la obra!) y sigue con un smiley antes de cualquier razonamiento.

    2. es stalinismo es al comunismo lo que los mcdonald’s a la gastronomía. Hay imbéciles que defienden el stalinismo, igual que los hay que defiende las interpretaciones más retrógradas del islam o del cristianismo. Pero cualquier musulmán moderado te dirá que la yihad no algo militar y colectivo, sino individual i espiritual: tu lucha para ser mejor persona y mejor musulmán. Del mismo modo, cualquiera que haya leído a Marx te dirá que lo que hizo Stalin no tiene nada que ver con lo que escribió aquél, más allá de su uso en la retórica oficial.

    3. Por esa regla de tres, se podría condenar el capitalismo por las dictaduras del cono sur americano, la griega, o las guerras provocadas en África central. Pero el capitalismo se basa en la libre competencia, y que los más poderosos abusen de su posición para mantenerse en ella (ergo yendo contra el principio de libre competencia) no invalida los postulados capitalistas.

  • Alberto
    on

    Pues con ánimo de polemizar un poco, es cierto que Stalin era un monstruo fuera de lo común, pero la URSS ya era una dictadura terrible cuando llegó al poder y pudo llevar a cabo sus crímenes gracias a las instituciones creadas por Lenin (especialmente, la policía política) Es más, una de sus peores atrocidades (La gran hambruna de principios de los años 30 en la que murieron unos 5 ó 6 millones) fue consecuencia de una política puramente comunista (la colectivización de tierras) que precisamente había sido frenada por Lenin por considerarla excesiva. Y ante todos esos horrores, la oposición por parte del resto del partido fue prácticamente nula (el único que protestó fue Martemyan Ryutin) y después de Stalin tampoco es que se llegara a ninguna utopía (aunque a cualquiera que viviera en la URSS en la era Brézhnev aquello le pareciera la gloria en comparación)

    Además eso de que no era el verdadero comunismo lo he oído muchas veces y sigue sin convencerme. Cada vez que los horrores de una ideología quedan a la luz, siempre hay alguien que se excusa diciendo que “no era el verdadero” (Comunismo, Catolicismo, Islamismo, Fascismo, lo que sea) incluso en medio de la crisis he oído que nuestro sistema económico no es “verdaderamente capitalista” Si siempre que una ideología alcanza el poder se comporta de la misma manera (y las excepciones vienen de renuncias, no de la propia ideología) igual va a ser el verdadero sistema es el que comete los crímenes, no el que se excusa. Si me preguntas, diría que el totalitarismo es inevitable si una ideología dogmática (como las mencionadas) se instala en el poder.

    Lo que si te reconozco es que Marx no concebía la llegada al comunismo como una ruptura violenta, si no como la evolución natural de las sociedades capitalistas avanzadas, entre las que no incluía a Rusia (en general no se definió claramente sobre la legitimidad de la violencia) pero cuando los bolcheviques toman el poder su ideología se basa en que para alcanzar el comunismo, era necesario que una élite tomara el poder para llevar a cabo la eliminación del capitalismo) y ese sistema ya asume que la violencia era un instrumento legítimo para tal fin (y de ahí llegas a cualquier parte)

  • Alberto
    on

    Buff, releyendo el rollo que acabo de soltar, me fijo que uso comunismo tanto para la ideología como para la fase revolucionaria. Así que voy a aclarar un poco (más rollo que suelto)

    Marx afirmó que los problemas de la humanidad eran consecuencia del enfrentamiento entre clases sociales y se solucionarían con la desaparición de dichas clases (y, como dije era un tanto vago sobre la forma en la que se alcanzaría esa sociedad sin clases)

    Los teóricos posteriores definieron el proceso en varias fases:

    La democracia: En la se tomaría el poder político

    El socialismo: Durante el cual el estado racionalizaría la economía y crearía una sociedad sin clases

    El comunismo: En el que ya no habría clases ni desequilibrios y el estado se disolvería al haber desaparecido su necesidad. Según la teoría este sería el comienzo de la verdadera historia humana, en la que todos los hombres serían seres autónomos.

    Así que los adscritos al comunismo (que en el contexto que hablo vendría a ser el Marxismo-Leninismo y sus derivados) afirmaban que la URSS estaba en la segunda fase y que sus acciones eran necesarias para alcanzar la tercera.

  • Alberto
    on

    Y ya que estoy en ello, aprovecho para dejar un trozo de la entrevista que Monica Randall le hizo al campesino en 1982.

  • Alberto
    on

    Y que todo este tostón no se interprete como aprobación del mensaje de “yo mismo” (ese escojí y ese qizas hacen daño a la vista)

  • Alberto
    on

    Y en [url=http://video.google.es/videosearch?client=opera&rls=es-LA&q=el+campesino+monica+randall&sourceid=opera&oe=utf-8&um=1&ie=UTF-8&ei=id17S5usJcLT4gaZlqH1BA&sa=X&oi=video_result_group&ct=title&resnum=1&ved=0CBYQqwQwAA#]este enlace[/url] se puede ver la entrevista completa (Y prometo que no pondré más mensajes aquí… en un rato)

  • Wamba
    on

    tranquilo, que no pienso que seas su sosías ni nada por el estilo :)

    En lineas generales estoy de acuerdo contigo. De hecho, en algunas cosas la contradicción es sólo aparente. Cuando digo que el estalinismo (y la URSS post-stalinista) no son verdaderamente comunistas me refiero a que traicionan las mismas bases del pensamiento marxista. Quizás parezca que hago apología del comunismo; si es así, lo siento. Soy marxista (murmullos de sorpresa 😉 ),pero no comunista. Creo que la época de la NEP con LEnin es lo más cerca de una sociedad realmente marxista que se ha llegado a estar nunca. Y aún así se sigue tratando de un país pobre y atrasado, rural y agrícola, que sale de una guerra civil tras una guerra mundial, con una deuda enorme y sabotajes internos. Está claro que no era el paraíso, pero era un intento de combinar el interés común con la libertad y la iniciativas individuales. Los planes quinquenales fueron los auténticos responsables de las hambrunas de los 30, no las colectivizaciones. Estas, en sí, no tenían porqué comportar un descenso de la productividad. Fue la estupidez de Stalin la que provocó la falta de alimentos. LAs primeras colectivizaciones, en los años 20 (aún con Lenin) habían de hecho aumentado la productividad del campo ruso al acabar con latifundios y fomentar un cooperativismo de facto, frente a la tendencia al minifundismo que se suele dar en toda reforma agraria.

    Pero a lo que yo me venía a referir es a que poner a un tirano que no respeta los postulados más elementales de una ideología como representante de esta es demagógico. El período de Lenin se puede tomar para discutir sobre la viabilidad del marxismo, para cuestionar su coherencia interna y para lo que se quiera. Porque, con todos sus problemas y contradicciones, no hay ninguna gran traición a los postulados marxistas en esos años. Una vez Stalin toma el poder absoluto, la URSS se convierte en un sistema totalitario con mucho más en común con el nazismo que con el marxismo.

    Hablando de soltar royos… 😛

  • Alberto
    on

    Bueno, decíamos ayer…

    Lo cierto es que la NEP fue considerada un retroceso hacia el capitalismo (y así fue interpretada incluso por gente como Bujarin) fue una imposición de Lenin contra la mayoría del partido y siempre se consideró como una medida temporal (un paso previo de construcción del capitalismo antes de su socialización definitiva)

    Respecto a las colectivizaciones, tanto la de 1918-20 como la de 1929-34 provocaron el caos en la producción de alimentos. De hecho en 1920, llegó a darse el caso de que la gente emigraba de las ciudades al campo ante la imposibilidad de conseguir alimentos y, tras revueltas como la de Tambov o la de Kronstadt se decidió dar marcha atrás. Una de las provisiones de la NEP, fue precisamente, la restauración de la propiedad privada en la agricultura con lo surgió una nueva clase de pequeños propietarios agrarios (los futuros Kulaks) que era uno de los puntos fundamentales del programa de los eseristas. Es cierto que esos pequeños propietarios (minifundistas) habían empezado a surgir durante los años de la revolución y la guerra civil, pero hasta la aprobación de la NEP estaban obligados a entregar sus cosechas al gobierno, mientras que después de ello pudieron vender su excedente. Fue en esos años (1921-1928) en los que se incrementó la producción agrícola hasta superar los niveles anteriores a la revolución y fueron épocas de relativa prosperidad (prosperidad tal y como podría concebirla un campesino ruso, claro)

    Posteriormente, la colectivización y des-kulakización de 1928-1934 creó un nuevo caos en la producción industrial (los campesinos prácticamente fueron obligados a entrar en los Koljoses a punta de bayoneta y la resistencia llegó hasta el punto de que se llegaron a quemar las cosechas y sacrificar el ganado para no tener que entregarlo) y, combinado con las demandas masivas de grano para el Primer Plan Quinquenal, se produjo una hambruna terrible (y el énfasis del plan en la industria pesada en vez de los bienes de consumo, aseguró que la población de la URSS fuera miserable durante décadas) Eso fue precisamente lo que denunció Ryutin en su plataforma.

    Este rollo viene porque durante los años 1929-1934 era perfectamente posible que el Politburó depusiera a Stalin (bastaba una votación por mayoría simple) Pero el sistema instalado por Lenin, con su obediencia absoluta al liderazgo lo hacía impensable, al final, solo Ryutin se atrevió a desafiar al vohzd* (aunque no por ello salvaron la vida) En suma que el sistema criminal de Stalin fue posible gracias a la dictadura leninista, y no es que el segundo tampoco se anduviese con chiquitas, sin ir más lejos, durante la campaña de ejecuciones de Stalin en Tsaritsin, Lenin le reclamó más dureza. Al final, la diferencia es una radicalización que Lenin no quiso seguir (bien porque no lo considerase práctico, bien porque su conciencia no se lo permitiese)

    * (guía ó caudillo, ¡que causalidad!)

  • Wamba
    on

    Pues no estoy de acuerdo. LAs colectivizaciones de 1920 se producen precisamente en un clima de guerra civil (no se puede hablar de paz real hasta 1923, pues al margen de la existencia de frentes abiertos hasta esa fecha se producen alzamientos blancos) y en buena parte es por ese mismo clima por lo que fracasan.

    Sin darte cuenta has señalado la que creo es la prueba más manifiesta de la diferencia entre Lenin y Stalin. Lenin vio que fracasaban las colectivizaciones masivas y forzosas y creo la NEP. Cierto, lo consideraban un paso hacia una futura economía totalmente comunista (i.e. no privada), pero lo fundamental es que significaba reconocer un postulado marxista que los dictadores se han empeñado en obviar: que el comunismo sólo puede desarrollarse en un estado industrial desarrollado. En la NEP se incentivaron las cooperativas formadas por centenares, a veces miles de esos minifundistas surgidos de la expropiación de los inmensos latifundios aristocráticos, con resultados más que buenos. Stalin, en cambio, sólo vio la contradicción de ese modelo con la retórica oficial, por lo que no podía admitir la existencia de economía privada en su URSS (como no podía permitir la existencia de todo lo que se alejase de su doctrina).

    No sé lo que habría podido llegar a hacer, de bueno y de malo, Lenin, caso de haber seguido vivo otros diez años. Pero a juzgar por lo que sí hizo no creo justificado compararle con Stalin.

  • Alberto
    on

    Perdón por el retraso en la respuesta, ando muy perezoso últimamente. Así que voy al tema.

    En realidad no estamos diciendo cosas fundamentalmente distintas. Las colectivizaciones empiezan en territorio firmemente controlado por los bolcheviques (de otro modo hubieran sido imposibles) y no se vieron realmente influidos por que siguiera la lucha en otras partes de la URSS (hasta bastante más allá de 1923, sin ir más lejos no se acabó con los Basmachis hasta 1934) En cualquier caso, tuvieron resultados catastróficos, empeorando en mucho una situación ya muy mala de por sí.

    De hecho, dos de las reivindicaciones de la revuelta de Kronstadt fueron precisamente la base de la NEP:

    Dar a los campesinos plena libertad de acción respecto de la tierra, y también el derecho de tener ganado, con la condición de que se las arreglen con sus propios medios, es decir, sin emplear trabajo asalariado;

    Permitir la producción de los artesanos libres que utilicen su propio trabajo.

    En cualquier caso coincido contigo en esa situación deja clara la diferencia entre Lenin y Stalin, ante la misma disyuntiva, el primero renunció a sus políticas (indiferentemente de que fuera por razones pragmáticas o morales) mientras que el segundo desató un proceso que provocó de 5 a 6 millones de muertos e innumerables deportaciones (y fue una de las razones de que en Ucrania hubiese quién recibiera a los nazis

    como libertadores) pero aún así, esa diferencia es más cuantitativa que cualitativa: Lenin fue implacable en la represión de la oposición (no hay más que fijarse en los casos de Anarquistas, Mencheviques y Social-revolucionarios) y tanto la férrea disciplina de partido como la policía política que fueron fundamentales en los crímenes de Stalin fueron creados por Lenin.

    En cuanto a la teoría del desarrollo del comunismo que mencionas, efectivamente esa era la tesis de Marx, pero, ya en 1899 habían sido cuestionadas por Eduard Bernstein quien ya había dejado bien claro que la acumulación de capital predicha por Marx no se había producido (más bien al contrario) y que las mejoras de las condiciones sociales hacían imposible una revolución como la predicha por Marx. En 1917, aún con las penurias de la Primera Guerra Mundial era evidente que en un estado industrial desarrollado no había posibilidad para la revolución.

  • Alberto
    on

    A todo esto y en medio de tanto debate, he de reconocer que no he leído el libro de El Campesino ¿Alguien me puede dar alguna opinión sobre él?

    (Sin excesivas faltas de ortografía, por favor)

  • Alfredo
    on

    Yo no he leido el libro, lo quisiera comprar pero no lo consigo ni en PDF, de algo estoy seguro, que el comunismo es una mierda y los comunistas solo asesinan a sus contrarios sean quien sean, y lo ultimo que he podido comprobar es que el comunismo es lo mismo en Europa, España, Cuba LatinoAmerica etc. etc. Son tan brutos que no tienen ninguna iniciativa al cambio, lo que si cambian un poco es como llegan al poder, que si socialismo, socialismo del siglo 20 etc. etc.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑