Mis espermas de Frolix 8

librosVolando
Género :
Autor :

Para cuando Stefan Piersbowski, hijo de hombre y mujer, a quien con los años tantos conocerían por el apodo de “Trípode de Chacarita”, decidió que definitivamente se había hecho de noche para la ordinaria lujuria, que de aquel entonces en adelante sólo le interesarían las mujeres con rayos X en los ojos y un horno industrial por bajovientre, Maria Kudrow, la “Mantis de Almagro”, única en su especie —tuvo por madre a una porteña judía, de oficio alfajorera y de nombre Constelación, y por padre aún hoy no sabemos qué engendro aterrizado del espacio exterior—, ya había doblado la esquina. Si él hubiese asentado el estómago de sus prostáticas determinaciones un minuto antes o bien ella hubiese tenido por costumbre no hiperventilar el sonsonete de sus zancadas, muy probablemente, y más: del todo cierto: este par de sicalípticos se habrían encontrado, casi topado, lo más seguro, a las puertas del Café Bistrot, el que linda con Discos Deckard, no el de Avenida Corrientes… Pero todo esto son hipótesis desangradas y son pasados paralelos que se suman a la larga nómina de potenciales desechados, y Stefan es A en tanto Maria es B, puntos equidistantes ya para siempre sin posible trayectoria intersectoria. Ahora, cinco minutos después del colapso de esta ventana de futuro que no ha de ser otra cosa que vacío hasta los restos, Stefan se rasca la andropierna con cierto circunciso indisimulo, sin saber, pobre, que ése es un prurito y un ardor y un afán hormonal de polvo galáctico e interespecie que jamás le será dado saciar.

Interplanetaria

4 Opiniones

Escribe un comentario

  • BeatrizPB
    on

    Jaja, muy bueno. Me encanta lo de la andropierna. Es cierto que hay poco sexo en la ciencia ficción, gracias por abrir la veda!

    Habrá segunda parte en un universo paralelo donde sí se encuentren?

  • Vengador
    on

    A mi también me ha gustado. Como pega, hay que leer 5 líneas hasta el primer punto. Eso leyéndolo en voz alta te deja sin resuello, y leyéndolo sin recitar, se hace confuso.

  • el rey de amarillo
    on

    Pensaba que habría algo más de acción sicalíptica, pero nada, a rascársela tocan Piersbowski, quizás el polvo galáctico llegue en el próximo capítulo.

  • Javier
    on

    Gracias por los comentarios, por supuesto tomo nota de las apreciaciones técnicas. Ser sicalíptico en el siglo 21 es algo más fácil, quizá, que en centurias anteriores, o al menos no está tan mal visto… aunque también es cierto que “la oferta” es hoy día tal y de tan mayúscula magnitud que escapa a todo raciocinio, incluido el de la entrepierna.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑