Sueño Eterno

delincuente
Género :
Autor :

Es bien sabido que existen dos polos diferenciados en novela negra (sería largo y tendido hablar sobre el modelo Christie, aunque todos hemos leído Diez negritos). En el primero de estos prima la violencia gratuita junto con una imagen machista del detective privado que se lleva a la cama a toda fémina que se ponga a tiro (léase como ejemplo el Mike Hammer de Mickey Spillane). El otro polo temático, mucho más interesante literariamente, nos introduce en una descripción más realista y concienzuda de una realidad social decadente y corrupta. Citemos como ejemplo un filme, La jungla de asfalto.

El sueño eterno (The Big Sleep, 1938) de Raymond Chandler, pertenece con todo merecimiento a este segundo grupo. Es la primera novela protagonizada por el detective privado Phillip Marlowe, que con el tiempo se convertiría en el personaje más famoso de la producción de Chandler. Phillip Marlowe se convirtió en uno de los personajes prototipo del género: un carácter cínico que esconde una sutil ironía del perdedor, una integridad que no llega al cien por cien y un sentido del honor inquebrantable. La suma de estas contradicciones tan humanas consiguen hacer simpático al personaje a ojos del lector.

El argumento de El sueño eterno introduce a Phillip Marlowe en un caso de chantaje al general Sternwood, el cual contrata al detective para dar punto final al tema. La investigación se convertirá en un laberinto de intrigas donde tendrán cabida el crimen, la pornografía y, sobretodo, la inquietante presencia de las dos hijas del general, Carmen y Vivian Sternwood, victimas de una alta condición social y de una débil educación moral por parte paterna. En lo que respecta a la estructura y tratamiento de la novela, es evidente la influencia que ejerce Dashiell Hammett sobre el primer Chandler, influencia que iría perdiendo a medida que su obra adquiría fama e importancia literaria (llegando a ser considerado a ser considerado uno de los máximos exponentes del género negro).

El sueño eterno cuenta con una adaptación cinematográfica de Howard Hawks (1946), que cual contó con la participación de los actores Humphrey Bogart y Lauren Bacall en los roles protagonistas. La recordada banda sonora corrió a cargo de Max Steiner, y en la elaboración del guión colaboraron William Faulkner y el propio Raymond Chandler.

Raymond Chandler nació el 22 de julio de 1888 en la ciudad de Chicago (USA) y falleció el 26 de marzo de 1959 en La Jolla, California (USA). Otras obras importantes del autor: Adios, Muñeca (Farewell My Lovely, 1940), La dama del lago (The Lady in the Lake, 1943) y El largo adiós (The Last Goodbye, 1954).

Interplanetaria

Sin opiniones

Escribe un comentario

No comment posted yet.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑