Una trilogía peculiar

libroGeneros

¿Qué pueden tener en común escritores como Edgar Allan Poe, Julio Verne o H.P.Lovecraft?, escritores que provenían de distintos países, Verne era francés, Poe y Lovecraft, estadounidenses pero con un siglo de diferencia entre ellos. Pertenecientes a distintos substratos sociales, con distintas culturas y distinta educación.

Mientras Verne era un tranquilo licenciado en derecho que vivía tranquilamente de sus libros y sus obras de teatro, Poe era un huérfano bebedizo y desorientado, que terminó por alistarse en el ejercito – en WestPoint ,de donde le echarían después de dos años–, y Lovecraft, un huérfano cuyos padres murieron cuando era niño de los que aprendió la extraña afición de ingresar en sanatorios mentales.

Pero, ¿qué es lo que tienen en común?, pues una trilogía de libros muy peculiar. Libros de aventuras, terror, fantasía y psicología.

La trilogía comienza con Poe, a todos os sonará pero seguro que muchos pensáis que no conocéis nada suyo. Nada más lejos, las obras de Poe, en su mayoría poemas recogidos en libros de pequeños relatos, han sido llevadas al cine y la televisión muchas veces. Pero yo quería hablar de su única novela, Narraciones de Arthur Gordon Pinn, una novela de encargo publicada en 1837, que en su tiempo sufrió duras críticas, con una acción entrecortada y con grandes saltos. En ella se describe un viaje de exploración a la Antártida, donde la realidad se va diluyendo poco a poco, o al menos eso es lo que parece para Gordon Pynn y los demás miembros de la expedición.

Todos habéis leído a Julio Verne, os sonaran libros como Viaje Al Centro De La Tierra o De La Tierra A La Luna, no necesita más presentación, pero fue curioso que encontrara en la única novela de Poe el mejor punto de apoyo para su novela, La Esfinge De Los Hielos, segundo episodio de nuestra trilogía y publicada en 1898. La historia narrada por Arthur Gordon Pynn en el libro de Poe parece ser cierta cuando el capitán Len Guy encuentra algunas pistas que le son útiles en la búsqueda de su hermano, el capitán William Guy, perdido en el Jane, ultimo barco en el que estuvo Pynn, así que decide embarcarse, con la tripulación del Halbrane, en una nueva expedición de rescate a la Antártida.

Por último Lovecraft, autor de culto para muchos, su forma de escribir totalmente atípica, plagando sus libros de seres extraños y monstruos horribles. Un escritor de ensayos cortos cuyas obras suelen estar enmarcadas en los Estados Unidos salvo una, En Las Montañas De La Locura, en este libro publicado en 1931 la acción vuelve a la Antártida, donde se descubre una nueva raza de seres humanos que provocan admiración y terror al mismo tiempo.

Una trilogía totalmente recomendable, con casi un siglo de diferencia entre el primer capítulo y el último, si es que ha terminado.

Interplanetaria

16 Opiniones

Escribe un comentario

  • pollo
    on

    menudo desubrimiento, desde luego sí que se trata de una trilogía la mar de peculiar. Aunque no es raro que muchos clasicos sean continuados años despues por escritores que poco tienen que ver con el autor original, el de esta trilogia es desde luego un caso curioso.

  • bravo
    on

    A mi si que me parece la mar de curioso, no el caso de Verne, porque ya sabemos que el capitan del nautilus,Nemo, sale en otros libros suyos, como "los hijos del capitan Grant" o "La Isla Misteriosa", este ultimo libro totalmente recomendable. Sino que influyera en las continuacion de la historia, mas o menos traidas por los pelos,por autores muy diferentes como son Poe, Verne y Lovecraft.

  • Alberto
    on

    La verdad es que yo no he visto mucha relación entre Las montañas de la locura y los otros dos libros, aparte de que transcurren en la Antártida y que son buenas novelas.

  • bravo
    on

    El propio Lovecraft, afirmo que se habia basado en los relatos de arthur gordon pynn, para crear la nueva raza de seres que viven en la antartida.

  • quique
    on

    Son voces diferentes en cuanto a lo literario, y eso influye. Pero el artículo es muy interesante, y me ha gustado mucho.

  • quique
    on

    Confieso que no trago a Verne :-(

  • bravo
    on

    es estraño pero no eres el primero que conozco que no le gusta julio verne, a mi me parece muy bueno, tiene libros mucho mejores que otros, pero vamos una riqueza literaria muy estraña, practicamente un libro al año.

  • QUATERMAIN
    on

    Cita textual: "Lovecraft, un huérfano cuyos padres murieron cuando era niño de los que aprendió la extraña afición de ingresar en sanatorios mentales".

    Caballero: ¿conoce usted a Lovecraft? Aventuraré una respuesta: NO.

    Para su información, le diré que la madre de Lovecraft murió cuando él contaba con 31 años (un poco "crecido" para considerarle un niño, ¿verdad?). Por otro lado, ignoro de qué oscura fuente ha obtenido usted la información sobre esa extraña afición de ingresar en sanatorios mentales del genio de Providence. ¿Tal vez de una edición aún no catalogada del Necronomicon?

    Me siento insultado por su artículo, por el brutal desconocimiento del que hace gala, y le conmino a que se disculpe ante todos los verdaderos aficionados a la obra de Lovecraft. Por otro lado, le recomiendo una lectura en profundidad de la biografía de H. P. Lovecraft escrita por L. Sprague de Camp, fácilmente encontrable en Valdemar.

    Por cierto, el apellido del protagonista de la única novela de Poe es PYM.

  • bravo
    on

    Pym, mira tío, no se me caen los anillos en reconocer un error, en la editorial ANAYA donde he leído "la narración de arthur gorgon Pynn" y "la esfinge de los hielos" viene como "Pynn", aunque también es cierto que el libro lo he encontrado con varios titulo: "La extraordinaria narración de arthur gordon pynn", "Narraciones de arthur grodon pynn","la narración de arthur gordon Pynn", varios títulos y dependiendo del libro lo escriben como Pynn o Pym o incluso Pinn, en Internet ya lo ponen como quieren. Puede ser como tu dices o no.

    No soy el mas leído del mundo sobre Lovecraft, porque la verdad solamente he leído ese libro y El llamado de Cthulhu, pero sí que he leído que sus padres murieron cuando el era niño, y que los dos estaban majaretas, les solían ingresar en sanatorios mentales y que murieron, o al menos uno de ellos, no sé cual, a Lovecraft le pasaba tres cuartas de lo mismo.

    No me recomiendes biografías de alguno de sus amigos porque en nada nos ayuda en nuestras discusión, yo tengo entendido esto y eso es lo que he escrito, te animo a que escribas tu una columna sobre Lovecraft y escribas en ella lo que conoces de el, que seguro que será mucho más que lo que conozco yo pero no tiene porque ser la verdad, si hay algún error, que aun no se ha demostrado, pues lo siento, pero no lo hay, un saludo Quatermain. Escríbete algo sobre Lovecraft si tanto te pone.

  • bravo
    on

    En el escrito pone pinn y pynn, eso esta mal puesto, el nombre segun lo que yo he leido es Pynn

  • Castro
    on

    Me ha molao mazo tu columna, se ve que escribes lo que quieres y olvida las puntualidades como pym pinn o codigo pin, tu escribe lo que quieras que a mi me ha gustado mucho.

  • QUATERMAIN
    on

    Esta es una situación realmente peculiar: he aquí a una persona que se atreve a escribir un artículo plagado de errores y que se escuda en excusas del tipo "tú dices que es así, pero yo lo he visto de otra manera en otro sitio". Perfecto.

    En primer lugar, no me consta ninguna edición en ANAYA de la novela de Poe en la que se haya escrito el apellido del protagonista como usted dice. Esto es fácilmente comprobable, accediendo a la página web de la editorial y buscando el libro en cuestión en sus catálogos.

    En segundo lugar, ante la duda sobre la forma correcta de escribir el apellido, lo más sencillo es acudir a la edición original de la obra para comprobar que es Pym.

    En tercer lugar, rechaza usted mi recomendación de leer la biografía sobre Lovecraft existente en castellano, y me anima "a que escribas tu una columna sobre Lovecraft y escribas en ella lo que conoces de el, que seguro que será mucho más que lo que conozco yo pero no tiene porque ser la verdad, si hay algún error, que aun no se ha demostrado, pues lo siento, pero no lo hay" (en una, por cierto, bella oración que merece figurar en los anales del buen estilo de la lengua española). Pues bien, no es necesario que haga tal cosa: lo que figura en la biografía es cierto y está perfectamente documentado.

    Y he aquí su deficiencia, amigo mío: documentación. Para escribir un artículo, por breve que sea e intrascendente que en un principio pueda parecer, el autor debe documentarse adecuadamente, pues siempre habrá lectores que descubran los fallos que podrían haberse subsanado sencillamente con una breve labor de investigación.

    Para acabar, espero que en próximas intervenciones se muestre usted algo más respetuoso.

    Un saludo.

  • quique
    on

    Fue un visionario, pero sus sueños no conectan con los míos.

  • Ymir
    on

    Os sugiero que corrijais esas erratas, o errores, porque el medio da esa ventaja. Más jodido sería en papel.

    Un saludo.

  • Ymir
    on

    Eso tampoco es, ¿no crees? Los artículos tienen que tratar de serlos y, si se produce algún error, con corregirlo se soluciona. Animar a escribir sin controlar errores y erratas no es que sea muy positivo que digamos.

  • Ymir
    on

    Me refiero al comentario de Castro, que quede claro.

Leave a Comment

 

↑ RETOUR EN HAUT ↑